Cuatro museos para descubrir los secretos del mar en familia

En España hay varios museos y espacios dedicados a la vida e historia marítima, todos ellos con una variada propuesta para los más pequeños

Museo Martim Barcelona
Museo Martim Barcelona

La Tierra está formada por tres cuartas partes de agua, buena parte de esta la encontramos en los océanos y mares que bañan nuestro planeta. Un medio tan grande y fascinante que casi nos es desconocido. En España hay varios museos y espacios dedicados a la vida e historia marítima, todos ellos con una variada propuesta de actividades familiares y muy buena opción para estos días de vacaciones de Semana. Aquí os hemos hecho una selección de los más interesantes, ¿te vienes a sumergirte en ella?

Museu marítim de Barcelona

Este museo con más de 80 años de historia se ha convertido en toda una institución dedicada a la conservación, estudio y difusión de la cultura marítima y de la historia de la navegación en Catalunya, una de las más ricas del mar Mediterráneo. Este se sitúa en la fachada marítima de la ciudad, en las Drassanes Reials, un monumento histórico del gótico civil catalán y un importante punto de construcción naval. Las amplias colecciones del Museo se exhiben en exposiciones de larga duración o temporales. Actualmente podemos encontrar “7 vaixells 7 histories”. En ella conoceremos de forma muy didáctica historias del mar narradas a partir de siete embarcaciones que recorren la historia de la navegación. Para el público familiar el Museu Marítim de Barcelona ofrece una amplia programación dirigida a los más pequeños como talleres y actividades que acercan de forma lúdica e instructiva los contenidos de las diferentes exposiciones. Destacamos el planetario digital del museo, la construcción de modelos de barco de juguete y la simulación de un viaje en batiscafo al fondo del mar.

Museo Naval de Madrid

Este museo abrió sus puertas al público en 1843, lo que hace de él uno de los museos más antiguos de Europa con casi 170 años de vida. En su amplia y variada colección el visitante podrá conocer más sobre: la historia de la Marina Española, la construcción naval con modelos de más de 600 buques, la náutica y sus ciencias auxiliares (cosmografía, cartografía e instrumentos de navegación), la historia de los viajes marítimos y sus descubrimientos, el patrimonio inmaterial marinero y algo sobre arqueología subacuática. El Museo cuenta con diferentes programas de visitas que tratan de adaptarse a los intereses de todos sus visitantes. Para las familias ofrecen visitas guiadas en los fines de semana y festivos. El próximo 6 de abril se inaugura la exposición “Guardiamarinas 1717-2017. 300 años de la Real Compañía a la Escuela Naval” en la que ofrecerán talleres para el público infantil. Además, el Museo Naval dirige y coordina una serie de museos filiales de diferentes puntos del país entre los que destacan el museo naval de Canarias, el de Cartagena o el museo marítimo Torre del Oro en Sevilla.

Museo Marítimo Ría de Bilbao

Caminando por el paseo de Abandoibarra de Bilbao, en la zonase diferentes puntos del pay loa colecci de diques de los antiguos astilleros Euskalduna, encontramos el Museo Marítimo Ría de Bilbao. Su espacio expositivo se reparte entre el exterior e interior del edificio. Ya que en los diques, que datan del siglo XIX y inicios del XX, se ubica una parte importante de la exposición, como son las embarcaciones, anclas, boyas o la popular grúa Carola. La muestra del interior del Museo está articulada en torno a tres temas principales: el entorno físico de la ría, la evolución del comercio en Bilbao y sus alrededores, y la evolución de la industria en relación con el entorno. También tienen interesantes exposiciones temporales como la actual “Bakailao. La sugestión de los sentidos”. El MMRB cuenta con un Aula Didáctica con la misión de acercar la cultura marítima de la ciudad a todas las edades. Entre las propuestas familiares cabe destacar las 6 instalaciones de clics de Playmobil que recrean las distintas temáticas de la Ría o la Gymkhana Pirata un “ juego de pistas” para descubrir las formas de vida de un auténtico pirata. Y para los más aventureros también hay la posibilidad de conocer la Ría de Bilbao haciendo un paseo en piragua.

Oceanogràfic de València

En la enorme obra de arquitectura vanguardista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias está el mayor complejo marino de toda Europa. El Oceanogràfic se compone de diez espacios diferentes que albergan representaciones de los ecosistemas más importantes de cada uno de los mares y océanos del planeta. Entre los que encontramos: Mediterráneo, Humedales, Mares Templados y Tropicales, Océanos, Antártico, Ártico, Islas y Mar Rojo, el Delfinario y los recientes Cocodrilario y Mariposario. Todo ello inundado por más de 42 millones de metros cúbicos de agua salada, donde viven 45.000 ejemplares de 500 especies marinas distintas. Entre sus principales objetivos está el de dar a conocer el mundo marino de forma lúdica y el de sensibilizar de los principales problemas de conservación de su flor y fauna. Ofrecen una gran variedad de actividades para todo tipo de visitantes, tanto para profesionales como para el público en general. Entre las propuestas familiares destacan: dormir con tiburones para los valientes o el Pasaporte Animalia para los más pequeños.

Museo do Mar Galicia

Este museo refleja la relación histórica tan especial que los gallegos tienen con el mar a través de su aprovechamiento y conocimiento. Un edificio moderno custodiado por un pequeño faro, una construcción muy común en el perfil de la costa de Galicia. A través de sus salas el visitante conocerá la actividad pesquera de esta región y como ha ido evolucionando a lo largo de la historia. Para saber un poco más sobre la pesca, el marisqueo y la acuicultura, los métodos de conservación desde los antiguos sistemas de salazón a los modernos de congelación, los avances técnicos en las embarcaciones o la biología marina. Todo ello expuesto de forma didáctica y atractiva como si estuviera dentro de contenedores de mercancías portuarias. También tienen un acuario donde se pueden observar los principales ecosistemas que se encuentran entre el propio muelle del Museo y la costa acantilada de las Islas Cíes. El público familiar puede encontrar visitas guiadas y otras actividades, siempre propuestas pedagógicas para diferentes franjas de edad. También se puede ver como alimentan a los peces del acuario.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS