Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Adiós Titanic

Hemos tenido nueve meses, pero sigue siendo imposible imaginar cómo serán nuestras vidas tras el 'Brexit'

El 'Brexit' está en marcha, publicamos dos artículos de opinión sobre las posiciones de españoles en Reino Unido y británicos en España. Giles Tremlett vive en Madrid, es escritor, periodista y miembro del colectivo 'British in Europe' y Silvia González López, una española que vive en Reino Unido desde 2015, Silvia es miembro de 'Españoles en el Reino Unido-Surviving Brexit'

Una bandera de Reino Unido entre banderas de la Unión Europea durante una manifestación contra el 'Brexit' en Londres
Una bandera de Reino Unido entre banderas de la Unión Europea durante una manifestación contra el 'Brexit' en Londres DANIEL LEAL-OLIVAS (AFP)
Más información
Opinion | Goodbye to the ‘Titanic’

El buque madre se va, y más de un millón de británicos quedamos a la deriva, en España y en otros países de la Unión Europea, expuestos a las tormentas de un Brexit todavía sin definir y que no nos ofrece garantías de ningún tipo. ¿Quién nos lanzará la balsa salvavidas?

Hemos tenido nueve meses para habituarnos a la idea, pero sigue siendo imposible imaginar cómo serán nuestras vidas tras el Brexit. Si el primer golpe ‘de mar’ fue a nuestra propia identidad como europeos, el segundo es a nuestro futuro. Parece claro que dejaré de ser ciudadano de la Unión a pesar de llevar casi la mitad de mi vida –unos 25 años– viviendo a pocos pasos del Parque del Retiro de Madrid. Les pasará lo mismo a mis hijos nacidos y criados aquí en España. Ellos son fieles seguidores del Atlético de Madrid, así que se les supone, por lo menos, una capacidad especial para sufrir y resistir. La legislación española dice que la opción de la doble nacionalidad no existe para nosotros, aunque sí lo permite para los españoles en Reino Unido. Seguimos pidiendo al Gobierno español un gesto de generosidad parecido a lo que ya se ofreció a los descendientes de los judíos sefardíes, o sea, una ley especial que nos proporciona a los que llevamos más de diez años aquí y hemos pagado impuestos y cotizado la posibilidad de conseguir la doble nacionalidad que la mayoría de los países europeos sí ofrecen.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí
Los primeros damnificados por el Brexit somos los millones de personas que ya nos habíamos instalado en un país que no es nuestro de origen

Los primeros damnificados por el Brexit somos los cuatro millones de personas que ya habíamos cruzado el canal de la Mancha para instalarnos en un país que no es nuestro de origen. Los 300.000 británicos en España nos sentimos hermanados con los hasta 200.000 españoles en el Reino Unido. Somos dos caras de la misma moneda, ya que el acuerdo sobre nuestro futuro será recíproco, o sea, lo que le dan a su sobrina, hermana o hija emigrada al Reino Unido, es lo que me darán a mí y a mis hijos. Por eso, los que estamos haciendo campaña para mantener los derechos adquiridos de unos y de otros vamos llamando a puertas juntos, aquí en España, en el Reino Unido –donde ya hemos estado ante la comisión del Brexit del Parlamento británico– y a Bruselas, donde ayer nos reunimos con el negociador Michel Barnier.

Muchos nos dicen que deberíamos estar tranquilos, pero son muy pocos los políticos que se dan cuenta de que nuestros problemas empezaron el mismo día del referéndum, cuando el futuro se llenó de incertidumbre. Desde entonces nos resulta imposible hacer planes de vida. Por eso pedimos que antes de tratar cualquier otro asunto, los negociadores llegan a un acuerdo para mantener todos nuestros derechos. Quien cree que no debería ser así tendrá que decirnos –tanto a españoles como a británicos– cuáles son derechos que cree que deberíamos de perder.

Giles Tremlett es escritor, periodista y miembro del colectivo British in Europe.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS