Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La desigualdad en la situación laboral

Brecha salarial, puestos directivos y desempleo en hombres y mujeres


Brecha de género entre hombres y mujeres

La igualdad económica entre sexos podría tardar alrededor de 170 años en alcanzarse si el mundo continúa al ritmo actual, eso apuntaba el pasado octubre el Informe Global de la Brecha de Género de 2016 del Foro Económico Mundial: “El mundo se enfrenta a un desperdicio del talento al no actuar con rapidez para frenar la desigualdad de género. Esto podría poner el crecimiento económico en riesgo y privar a las economías de la oportunidad de desarrollarse”.

El organismo achaca la ralentización en parte a la participación en el mercado de trabajo -pese al hecho de que en 95 países, el número de mujeres universitarias es igual o mayor que el de hombres-, y a los desequilibrios crónicos en los salarios, la diferencia entre hombres y mujeres a nivel global es, en promedio, del 23% según ONU Mujeres, y en España ganan de media un 18,8% menos por hora que los hombres.



Mujeres en puestos directivos

Para las mujeres es más difícil encontrar trabajo, están peor pagadas y siempre cuentan con más trabas para ascender; y los datos lo confirman. El estudio de Grant Thornton para 2016 apunta a un avance leve para España, un punto en cuanto a la presencia de mujeres en la dirección, del 26% al 27%, y de los 453 puestos que hay en los consejos del Ibex sólo 92 están ocupados por mujeres, es decir, el 20,3%. A nivel global, los datos no son mejores, las mujeres ocupan un 25% de los puestos directivos.



Situación laboral de mujeres y hombres

Ellas tuvieron una tasa de paro en 2016 del 20,25%: 2.142.700 mujeres. La de ellos se situó en el 17,22%, tres puntos porcentuales por debajo. Y pasa lo mismo con la tasa de actividad, la femenina es 13 puntos porcentuales por debajo de la masculina. La discriminación laboral de las mujeres se refleja en el desempleo, una brecha que está volviendo a crecer con la recuperación económica desde finales de 2013; y en la calidad del trabajo -en España hay 1,16 millones de mujeres con trabajos a tiempo parcial porque no han conseguido encontrar un empleo a jornada completa-.