Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adrián Lastra y el amor perro de ‘Noa’

Lastra y Noa en el bar 'dogfriendly' Pajaritos Mojados de Madrid.

EL ACTOR Adrián Lastra se sienta en una mesa de un bar dogfriendly (amigo de los perros) de Madrid junto a su perra, Noa. La mascota sale disparada hacia la calle y choca contra la puerta de cristal del establecimiento. “Menos mal que tiene la cabeza de un toro”, se ríe el intérprete de la serie televisiva Velvet. Noa es una american staffordshire terrier, una de las ocho razas consideradas potencialmente peligrosas por la legislación española. “El animal no es el peligroso, sino el dueño que lo maleduca”, defiende el actor, de 33 años.

Noa y Adrián Lastra.

“Para tener uno, hay que pasar un test psicotécnico. Y tener mil papeles en regla, pasearles con bozal…”, explica Lastra mientras Noa le lame la cara. Ella vive en casa de sus padres. Y él intenta estar con ella siempre que puede. Como hoy. Pero el único animal con el que Lastra comparte piso es con su gato, Nonoque. El actor y cantante –volvió a demostrar su dotes vocales en la reciente gala de los Premios Goya junto a Manuela Vellés– dice que no puede tener perros en casa. “Viajo mucho por trabajo y pasan demasiado tiempo solos”. Hace siete años lo intentó con su labrador, Goku, pero “sufría” y se lo dejó a sus padres, encantados de sumar otro perro a la familia. Lo mismo ocurrió con Noa. Se la regaló su vecino en 2016, y Lastra la llevó con sus padres. “Ahora conviven con tres perros en su piso de 90 metros cuadrados en Vallecas. Y también tienen al conejo de mi hermana, Gnoqui… ¡Aquello parece una granja!”.

El actor se deshace en carantoñas con su perra Noa.