María Silveyro y ‘Lucas’, un librero de cine

La dueña de la librería madrileña Ocho y Medio suele llevar al local a Lucas, que corre desde cachorro entre las estanterías.

EN LA LIBRERÍA especializada en cine Ocho y Medio, un letrero del artista Juan Gatti dice: “Perros Sí!”. Tras el cartel, un pequeño west highland blanco asoma la cabeza. Es el perro de María Silveyro, propietaria de la tienda madrileña. Se llama Lucas y se lo regaló su difunto marido y socio, Jesús Robles, hace nueve años. “¡Me ha salvado la vida! Desde que murió Jesús –en 2013–, Lucas me cuida y acompaña”. Su hija Begoña ya no vive en casa y el perro acapara su atención. “La gente no lo entiende, pero es como mi hijito”.

El animal se ha convertido en la mascota del negocio que Silveyro y su marido levantaron hace 24 años. De las paredes, cuelgan innumerables carteles de películas, algunos firmados por sus directores. Silveyro y Robles editaban guiones de cine y lograron hacer de Ocho y Medio un lugar de culto donde se encontraban amantes y profesionales del celuloide. Lucas no tardó en formar parte de ese mundo. Cuando aún era un cachorro, el fotógrafo estadounidense Bruce Weber lo sacó en un reportaje que le hizo a Pedro Almodóvar en el local. “Desde entonces, Bruce nos escribe todos los años un christmas con la foto de algún perro”.

Ahora, el establecimiento mantiene su esencia, pero el negocio se ha diversificado para subsistir. “Cada vez se venden menos libros. Cuando aún vivía Jesús, pusimos el café, y si no fuese por eso y por la terraza, ya habría cerrado. La librería sigue abierta porque lucho por mantenerla”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50