Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los noventa desfilan de nuevo

Judit Mascó, Nieves Álvarez, Laura Sánchez y Vanesa Lorenzo, entre otras, regresan a la pasarela de la mano de Juan Duyos

Verónica Blume en el desfile de Juan Duyos este lunes.
Verónica Blume en el desfile de Juan Duyos este lunes. REUTERS

"Y tú, ¿qué prefieres?", le preguntaba Juan Duyos a Laura Sánchez este lunes mientras ultimaba los detalles de su desfile en el camerino. La complicidad entre musa y diseñador dejó de ser habitual hace tiempo, pero él se había propuesto rescatarla para celebrar sus dos décadas en el mundo de la moda. "La idea era recuperar a todas mis amigas modelos, y todas me dijeron que sí", cuenta el madrileño.

Duyos escogió a las nueve modelos que marcaron sus inicios —Nieves Álvarez, Laura Sánchez, Almudena Fernández, Vanesa Lorenzo, Madeleine Hörjt, Judit Mascó, Cristina Piaget, Helena Barquilla, Verónica Blume— y a la que, dice, es "la última top model internacional", Marina Pérez, para protagonizar su desfile. En total, 10 supermodelos a las que diseñó a medida los dos looks que lucierion cada una en el desfile. 

Los noventa volvieron a la pasarela entre sonrisas y gestos de complicidad. Sin embargo, muchas cosas han cambiado desde aquella época, como la forma de vivir la profesión. "En mi época coincidíamos casi todas. Ahora las caras cambian, las bellezas pertenecen a una sola temporada", afirma Almudena Fernández, idea con la que coincide Judit Mascó: "El gran cambio es que ahora es todo más homogeneo. Muchas chicas no hacen editoriales y son más de pasarela, están este año y no repiten", cuenta. 

Juan Duyos con las modelos de su desfile, este lunes.
Juan Duyos con las modelos de su desfile, este lunes. REUTERS

El otro gran cambio ha venido de la mano de las redes sociales. "Todo es mucho más inmediato, rápido y más libre también. El acceso a la información es mayor y eso nos da el enorme privilegio o el gran problema de poder elegir lo que uno se quiere poner", destaca Laura Sánchez, quien cuenta que se ha alegrado, por otra parte, de volver a Cibeles y reconocer rostros. 

Una a una, las modelos fueron colocándose al comienzo de la pasarela. Desafiantes y sensuales, caminaron por la plataforma seguras de sí mismas. Demostrando que, como dice el tango, 20 años no son nada. Volvieron las sonrisas, los golpes de cadera, la contorsión del cuerpo. Las tops recuperaron este lunes su protagonismo, aunque solo fuera durante 20 minutos. 

Más información