Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Hobby Consolas': cuando Sonic vendía más que Julio Iglesias

Imposible imaginarse los noventa sin esta cabecera mítica para jugadores de Sega, Nintendo o hasta Neo Geo. Entrevistamos a sus creadores y nos recuerdan anécdotas curiosas como el suceso de la katana

30 de noviembre de 1990. Sega lanzaba en España la consola Mega Drive, dos años más tarde que en Japón. Dos meses antes, septiembre, Nintendo se adelantaba con una consola portátil con apariencia de ladrillo y una pantalla en blanco y negro. Era la Game Boy, que había sido presentada en Japón en abril de 1989. Sus 4 pilas AA permitían una autonomía de entre 15 y 30 horas de juego. Las únicas revistas que se ocuparon de estos lanzamientos fueron Microhobby y Micromanía, las mismas que desde los ochenta venían cubriendo la actualidad de los primeros ordenadores domésticos (Commodore, Amstrad CPC, Spectrum). Sin embargo, fue Hobby Consolas en octubre de 1991, con un lenguaje y un tono muy diferentes al de estas publicaciones, la que se encargará de cubrir todo lo relacionado con el universo de las videoconsolas. Bart Simpson lo resaltaba en la portada de ese mítico primer número: “¡Mosquis, cómo mola…!”

Sega, Nintendo, Atari y Nec, las principales empresas del sector, se volcaron con una revista que quería dar visibilidad a sus diferentes videojuegos. Lo que ocurrió en los siguientes diez años forma parte de la historia del siglo XX y se cuenta en el libro La historia de Hobby Consolas, recién publicado por EDAF. Escrito por los propios miembros de la redacción de aquella legendaria revista, que llegó a vender cientos de miles de ejemplares en su mejor época. 

Hablamos con su actual director, Javier Abad, que lleva desde el año 1993 en el sector editorial, primero en Todo Sega, luego en la Revista Nintendo y pasando a Hobby Consolas en el año 2000. Un verdadero conocedor de aquellos años dorados.

¿Cuando da comienzo todo?

Nos hemos centrado en la primera época de la revista, sus primeros diez años de vida. Es lo que se conoce como el gran boom de las consolas, que en España y en todo el mundo es conocido gracias a la guerra entre Sega y Nintendo. Toda una generación de chavales creció jugando a esas primeras consolas. Se convirtieron en un fenómeno masivo; al igual que la revista, a la que acudían todos los usuarios para informarse de las últimas novedades y trucos. Debemos ser conscientes de que en aquel momento no había un acceso tan inmediato a la información.

Eso también nos afectaba a nosotros que no teníamos casi información de la mayoría de juegos. A veces podíamos probar una beta, pero en otros casos nos enfrentamos con muchos juegos igual que los usuarios. Ahora hay videos semanales. Pero antes cuando llegaba una nueva consola a la redacción era un acontecimiento.

¿Cómo vivíais desde la revista la salida de una nueva consola?

"Recuerdo que cuando un chico mató a sus padres con una katana, en la prensa se destacó que jugaba al Final Fantasy"

Hoy hay una consola en cada hogar. Los videojuegos forman parte de nuestra vida. Es un electrodoméstico más y es cierto que ahora tienen una potencia enorme. Pero en aquellos momentos la sensación era muy diferente, como de un salto adelante, con cada nueva generación de consolas había más creatividad.

Ahora vivimos un salto de generación a medias. Son consolas que tienen mayores funcionalidades que el modelo anterior pero no es una consola muy diferente. Antes pasabas de una Nes a una Super Nintendo y de una Super Nintendo a una Nintendo 64 y el salto era mucho mayor. Además, las ventas acompañaron. Recuerdo haber leído que Sonic superó en ventas a Julio Iglesias y El silencio de los corderos en aquellos primeros noventa. Un ejemplo de que algo estaba cambiando.

Las cifras de venta eran muy altas, pero la prensa generalista no nos hacía ni caso. Se asociaba a una cosa de chavales por desconocimiento. Ni los padres ni los periódicos hablaban de lo que movíamos.

Los videojuegos superaban en facturación a la música y las noticias siempre tenían que ver con acontecimientos negativos. Recuerdo que cuando un chico mató a sus padres con una katana, en la prensa se destacó que jugaba al Final Fantasy. Ese era el tipo de noticia que aparecía en los telediarios.

La piratería también os tocó muy de cerca. Los cartuchos vinieron a sustituir a aquellas cintas de casette de los Spectrum y los Amstrad que todo el mundo copiaba. Pero fue la llegada de Playstation la que rompió la baraja y utilizó el pirateo a su favor

Los cartuchos de las consolas anteriores no se podían piratear tan fácilmente y parte del éxito de Playstation fue debido a la facilidad con que se podían copiar sus juegos. Vendieron tantas consolas que les dio igual que bajaran las ventas de los videojuegos. Si a eso le sumas que era reproductor de DVD tienes la jugada perfecta.

¿Qué recuerdas de la guerra entre Sega y Nintendo? Supongo que los modos de promoción serían especialmente disparatados 

Salir en la portada de Hobby Consolas era apuntarse un tanto dentro de la sección de marketing. Éramos un verdadero referente en esos años en los que no había información de ningún tipo, más allá de la prensa extranjera. En muchos casos los pedidos de las tiendas dependían de las puntuaciones que nosotros les poníamos a los juegos.

La guerra entre Nintendo y Sega vino acompañada de un tipo de publicidad que no era normal en España. Sega lanzaba campañas contra Nintendo donde se reía de su potencia. Era una publicidad muy canalla, mas típica de Estados Unidos, y que yo no he vuelto a ver aquí.

Al final del libro incluís una lista, elaborada por vuestros lectores, con los mejores 25 videojuegos de estos últimos 25 años. En los primeros puestos podemos ver juegos clásicos como Zelda, Final Fantasy VII, Metal Gear Solid, Super Mario 64, Super Mario World, Sonic... ¿Que tienen aquellos juegos que no tengan los actuales? 

"Sonic superó en ventas a Julio Iglesias y 'El silencio de los corderos' en aquellos primeros noventa"

Hoy día parece que los videojuegos se centran en los aspectos técnicos o gráficos, más que en la propia creatividad o en la innovación. Son como grandes producciones al estilo hollywoodienses, pero sin ese alma, sin ese corazón que había antes en juegos que se hacían con muchos menos medios. Había más talento puesto en el desarrollo.

El salto que supuso la salida de Super Mario 64 es difícil que se vuelva a repetir. Pasabas de jugar con Mario en scroll lateral a Mario en un entorno 3D donde podía moverse libremente. Era perfecto en su planteamiento. En ese momento fue un salto tecnológico enorme. En otros casos, el salto venía no solo por su aspecto gráfico: La Wii y el jugar con los sensores también fue revolucionario. No tiene porque ser lo más avanzado para que funcione.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información