Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La brillante reacción de un padre ante el drama sentimental de su hija adolescente

Hay quien ya ha pedido entrar en un proceso de adopción para tenerle como progenitor

“Daleynee por favor baja tu música triste. Todavía podemos escucharte llorar... y cállate ya, él era feo”, escribe el padre de la adolescente. A lo que ella responde: "No estoy llorando".
“Daleynee por favor baja tu música triste. Todavía podemos escucharte llorar... y cállate ya, él era feo”, escribe el padre de la adolescente. A lo que ella responde: "No estoy llorando".

Imagínese la situación. Su hija adolescente sufre mal de amores y, como todos hemos hecho a esa edad ante el mismo problema, se dedica a poner música triste a todo volumen y a lamentarse, vía telefónica, con algún amigo. A partir de ese momento las reacciones de un padre pueden ser múltiples, desde ignorar la situación y dejar que pase hasta sentarse con su hija para hablar del tema e intentar que comprenda -sólo intentarlo, claro está- que no es el fin del mundo.

Sin embargo, el padre de Daleynee se lo tomó con un poco más de humor y decidió escribir a su hija un mensaje. “Daleynee por favor baja tu música triste. Todavía podemos escucharte llorando... y cállate ya, él era feo”. Su hija, como no, niega la mayor y asegura que no está llorando. Y justo después hace un pantallazo a la conversación y la tuitea. Más de 10.000 retuits después y con más de 22.000 me gusta, el padre se ha convertido en todo un fenómeno.

El mal de amores de Daleynee, en la imagen, se ha convertido en un fenómeno viral gracias al ingenio de su padre.
El mal de amores de Daleynee, en la imagen, se ha convertido en un fenómeno viral gracias al ingenio de su padre. Twitter

Al parecer los mensajes jocosos del padre son algo habitual en la familia. La joven ya tuiteó en enero de 2015 la peculiar -y escatológica- respuesta de su progenitor cuando le escribió pidiéndole que le comprase horquillas (algo así como “estoy cagando, ¿puedes por lo menos dejarme terminar?). Y, según contó a Buzzfeed su madre se enfada a veces “porque piensa que él no puede ser serio pero eso es algo que me gusta de él. No hay un momento aburrido”.

Lo que no sabemos es si, como todo padre o madre que se precie, está escribiendo un mensaje durante unos cuatro minutos para que este finalmente diga “ok”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información