Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recuperar la alegría tras el terremoto de Ecuador

Seis meses después del seísmo, la población que ha sido despojada de sus viviendas trata de seguir adelante

  • El doctor Carlos Tello Ponce pasa una improvisada consulta bajo una carpa en el refugio infomal de La Callada, en Manta (Manabí).
    1El doctor Carlos Tello Ponce pasa una improvisada consulta bajo una carpa en el refugio infomal de La Callada, en Manta (Manabí).
  • El personal del Centro de Salud 24 de mayo hace desde revisiones de salud hasta pequeñas formaciones para enseñar a lavarse los dientes.
    2El personal del Centro de Salud 24 de mayo hace desde revisiones de salud hasta pequeñas formaciones para enseñar a lavarse los dientes.
  • El doctor Carlos Tello Ponce ausculta a una niña. Tras el terremoto, su centro de salud sale a la calle para hacer revisiones a los vecinos de las zonas afectadas.
    3El doctor Carlos Tello Ponce ausculta a una niña. Tras el terremoto, su centro de salud sale a la calle para hacer revisiones a los vecinos de las zonas afectadas.
  • La doctora María Verónica Silva dirige a un grupo de voluntarios de la organización religiosa Toca de Asís. Ella colabora con los centros de salud en la atención a los vecinos.
    4La doctora María Verónica Silva dirige a un grupo de voluntarios de la organización religiosa Toca de Asís. Ella colabora con los centros de salud en la atención a los vecinos.
  • Un voluntario de Toca de Asís lanza productos para evitar la contaminación del riachuelo que pasa junto al refugio improvisado de La Callada, en Manta.
    5Un voluntario de Toca de Asís lanza productos para evitar la contaminación del riachuelo que pasa junto al refugio improvisado de La Callada, en Manta.
  • Un voluntario de la organización religiosa Toca de Asís participa en las labores de limpieza de las zonas afectadas por el terremoto en la ciudad de Manta.
    6Un voluntario de la organización religiosa Toca de Asís participa en las labores de limpieza de las zonas afectadas por el terremoto en la ciudad de Manta.
  • Una monitora dirige una clase de baile para niños y adolescentes en el albergue de Jaramijó.
    7Una monitora dirige una clase de baile para niños y adolescentes en el albergue de Jaramijó.
  • La jornada lúdica reúne desde niños a adolescentes, que por unas horas, salen de la rutina militar del albergue.
    8La jornada lúdica reúne desde niños a adolescentes, que por unas horas, salen de la rutina militar del albergue.
  • Una niña juega al aro delante de las tiendas de campaña del albergue de Jaramijó.
    9Una niña juega al aro delante de las tiendas de campaña del albergue de Jaramijó.
  • Un niño juega en el albergue de Jaramijó durante una jornada lúdica organizada por el Ministerio del Deporte de Ecuador en colaboración con Unicef.
    10Un niño juega en el albergue de Jaramijó durante una jornada lúdica organizada por el Ministerio del Deporte de Ecuador en colaboración con Unicef.
  • Imagen panorámica del albergue oficial de Jaramijó durante las actividades lúdicas del Ministerio del Deporte y Unicef.
    11Imagen panorámica del albergue oficial de Jaramijó durante las actividades lúdicas del Ministerio del Deporte y Unicef.
  • Vecinos del Sitio de Santo Tomás, en Jama (Manabí), rehicieron sus casas tras el terremoto. Se trata de un área rural donde la ayuda tardó en llegar más que a las urbanas.
    12Vecinos del Sitio de Santo Tomás, en Jama (Manabí), rehicieron sus casas tras el terremoto. Se trata de un área rural donde la ayuda tardó en llegar más que a las urbanas.
  • Pedernales fue una de las zonas más afectadas por el terremoto del 16 de abril. En la imagen, lo que queda del turístico hotel Lastmar.
    13Pedernales fue una de las zonas más afectadas por el terremoto del 16 de abril. En la imagen, lo que queda del turístico hotel Lastmar.