Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Poniendo en igualdad todos los tipos de familia

Es el momento que este Gobierno en funciones o el que venga, cese en los recursos destinados a ir en contra de una realidad donde cualquiera tenga cabida

Kike Sarasola es empresario y padre de dos hijos por gestación subrogada.
Kike Sarasola es empresario y padre de dos hijos por gestación subrogada.

Soy un ciudadano al que me han dado la oportunidad para que me pronuncie. ¿Pronuncie? Aprovecho para gritar con letras y en mayúsculas que MIS HIJOS SON PRODUCTOS DEL AMOR, como lo son los tuyos y como lo es de este ciudadano que ha tenido que pelear porque se reconocieran los derechos de su hijo nacido en la India. Lo que suena de sentido común en un entorno más convencional, ha tenido que llegar hasta la máxima autoridad judicial que ha ratificado los derechos básicos de un recién nacido.

El amor no se legisla. El cómo convivimos, sí. Yo proclamo el derecho de amar a quién me dé la gana, y dicha fuerza es la más estimulante para crear una familia y dar sentido a la vida.

Que no nos juzguen por haber tenido un acto de amor, y sí por la defensa del menor. España ha evolucionado en igualdad de forma notable, y esta sentencia, que sea un primer gran paso para que no tengamos que ir al extranjero a ver nuestros sueños hechos realidad.

Es el momento de regular lo que ya es un hecho. Es el momento que este Gobierno en funciones o el que venga, cese en las apelaciones o recursos destinados a ir en contra de una realidad donde cualquier tipo de familia, la que uno desee, tenga cabida.

¿Saben qué? He tenido el honor de ver nacer a mis dos hijos, desde el minuto uno. De sentir su cuerpo húmedo y con ese olor único, indescriptible. De decirle en ese mismo instante: “Hijo mío, me comprometo a darte todo lo mejor de mí”. Nunca he llorado tanto de pura felicidad. Soy padre, y si me lo hubiese perdido, sabiendo lo que siento, no me lo habría perdonado jamás, y no hubiera podido cerrar el ciclo natural de la vida.

Puedo decir que desde entonces soy mejor persona. La sociedad debe estar a la altura de ser capaz de abrazar a todos sus miembros sin negarle a ninguno el derecho inalienable a formar una familia.

*Kike Sarasola es empresario y padre de dos hijos por gestación subrogada.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información