Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Millie Bobby Brown, icono de moda con solo 12 años

Las firmas de lujo buscan a la protagonista de 'Stranger Things' que ya ha aparecido en la portada de varias revistas por su estilo

Winona Ryder y Millie Bobby Brown en Nueva York el pasado 13 de septiembre.

El inesperado tirón de los niños que protagonizan Stranger Things ha sido la sorpresa televisiva del año. De entre ellos, la estrella que más brilla es la de Millie Bobby Brown (que interpreta a Once, una niña con poderes telequinéticos), hasta el punto de que en los estudios de tatuaje se está poniendo de moda replicar el que su personaje lleva en el antebrazo. Nacida en Marbella de padres ingleses hace 12 años, Brown ya tiene 1,5 millones de seguidores en Instagram y a principios de este mes protagonizó su primera portada en la revista So It Goes.

Convertida en precoz icono de moda, la británica ha aparecido en publicaciones como W o la edición de Reino Unido de Vogue, tuvo asiento de primera fila en el desfile de Coach en Nueva York y cita a Burberry o Stella McCartney entre sus firmas de cabecera. “Mi primer par de Jimmy Choo”, anunciaba emocionada hace dos semanas en Instagram. Además, junto a sus compañeros Caleb McLaughlin (Lucas) y Gaten Matarazzo (Dustin), en septiembre se reunió con Nicolas Ghesquière en París para colaborar con él en un proyecto secreto. En el pasado, el director creativo de Louis Vuitton ha elegido para sus campañas de mujer a modelos tan inusuales como Jaden Smith o un personaje del videojuego Final Fantasy.

REUNITED!!! D.C. Bound!!! #strangerthings #netflix #squadreunion

Una foto publicada por Gaten Matarazzo (@gatenm123) el

Otro momento cumbre para los tres actores ha sido conocer al presidente Barack Obama. Junto a los hermanos Duffer —creadores de la serie—, fueron invitados al South by South Lawn, un festival de “ideas, arte y acción” que se celebró en la Casa Blanca el pasado 3 de octubre. En esa ocasión ellos no actuaban, pero no han perdido ocasión de demostrar sus habilidades musicales: desde su interpretación de Uptown Funk de Bruno Mars en la ceremonia de los Emmy a la versión de Monster de Nicki Minaj en el programa de Jimmy Fallon con el que Brown rompió Internet con más de siete millones de visualizaciones. Para Matarazzo la música es más que un hobby; a sus 14 años ya ha participado en musicales de Broadway como Los Miserablesy hace un año fue elegido para cantar el himno nacional estadounidense en el estadio de los Mets. Él es el más popular después de Brown, cuenta con un millón de seguidores en Instagram y está sirviéndose de la fama para dar visibilidad a la displasia cleidocraneal, el raro trastorno genético que padece y que afecta al desarrollo de los huesos y los dientes. Por todo ello, la revista Time le acaba de elegir como uno de los 30 adolescentes más influyentes del año.

My first pair of jimmy choos! #awesome

Una foto publicada por Millie Bobby Brown (@milliebobby_brown) el

El resto de la pandilla ha estado trabajando en nuevos proyectos: Finn Wolfhard (Mike) estará en It, la nueva adaptación del libro de Stephen King; McLaughlin ha participado en una miniserie sobre el grupo New Edition y Noah Schnapp (Will) ha rodado la cinta We Only Know So Much. Solo ha habido un conato de polémica: después de que Brown rompiera con su representante, su padre supuestamente exigió una tarifa de 100.000 dólares a quien quisiera tener a su hija como cliente; una práctica poco ortodoxa —aunque no ilegal— de la que finalmente el progenitor de la actriz se desmarcó tras declarar que le habían aconsejado mal. Ell acaba de fichar por la agencia WME.

Netflix estrenó Stranger Things el 15 de julio con el regreso de Winona Ryder como gran reclamo. La ficción ideada por los hermanos Matt y Ross Duffer, deudora de clásicos de los ochenta como E.T. o Los Goonies, se convirtió inmediatamente en un fenómeno: en sus primeros 35 días fue vista por 14 millones de personas. En agosto la plataforma de streaming anunció que se rodaría una segunda temporada, cuya producción está a punto de comenzar en Atlanta con las nuevas, y jóvenes, estrellas de la televisión.