Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por ANATXU ZABALBEASCOA

Cerámica para acoger y diferenciar además de proteger

Cerámica para acoger y diferenciar además de proteger

FOTO: David Frutos

“Solemos pasar por nuestros edificios para ver cómo envejecen y para plantearnos qué mejoraríamos en ellos”, cuenta el arquitecto José Luis Campos, del estudio alicantino Crystalzoo, explica que su manera de entender la arquitectura pasa por la convivencia entre lo viejo y lo nuevo. Pero subraya que el uso debe relacionarse con nuestro tiempo.

En la antigua Casa de Peones Camineros, La Casilla, del municipio alicantino de La Nucia -donde Campos concentra buena parte de sus proyectos- conservaron el patio con el olivo pero ampliaron la edificación con una construcción contextual, que atiende más al lugar y a los inmuebles que rodean ese edificio que a cualquier otra cuestión.

Frente a ese contexto blanco, neutro, de paños de vidrio, vistas y paredes modestas, cerámicas hexagonales inician otro discurso: generan alfombras en la parte rehabilitada y unifican la cubierta, singularizando el inmueble.

El arquitecto asegura que, en esas visitas a sus trabajos, los usuarios de La Casilla le han contado cómo éste edificio ha supuesto para ellos un renacer, un nuevo punto de encuentro, un motivo por el que salir de casa… Y cita un escrito de la periodista alicantina Cristina Martínez en el que explica que el edificio ha devuelto la autoestima a los ancianos, “que nacieron ayer, pero son de hoy”.

Se diría que son las cérámicas las que han organizado el revuelo. Las cerámicas hexagonales de Toni Cumella que buscan hablar del pasado en presente y trasmitir optimismo a los usuarios son, para Campos, “un símbolo de nuestra admiración por Miralles: son las mismas que las empleadas en el Mercado de Santa Caterina”.

En la cubierta cerámica son un gesto que unifica ambos cuerpos, lo nuevo y lo existente, por medio de una gradación de colores. Del rojo como reminiscencia de las antiguas tejas se llega al amarillo de la ampliación.

También en el interior las alfombras cerámicas reciben, a quien llega. Dirigen y jerarquizan los diferentes espacios. Generan una lectura del espacio conocida por los mayores, pues es un código reinterpretado del pasado que engalana la vieja casilla. “La parte antigua se reivindica, nuevas alfombras la visten y proponen un espacio donde vivir, convivir y revivir”, explica.

Más allá de en la vida cotidiana de los ancianos y en los acabados de este proyecto, el empleo de la cerámica –hexagonal- se generalizó en otros proyectos de Campos, como este centro de información en el mismo municipio. ¿Cómo acusará la cerámica el paso del tiempo dado que el material podría tener más vida que la moda de emplearlo en colores contrastados y formas hexagonales? Eso queda por ver.

Precio por metro cuadrado según arquitecto: 866 euros.