Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel reacciona

Alemania no puede renunciar a velar por las libertades en su lucha contra el terrorismo

Yihadismo
Darek, un refugiado sirio cuya solicitud de asilo fue aceptada, asiste a una clase de alemán en Hannover, Alemania. EFE

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, presentó el jueves un paquete de medidas para combatir el terrorismo yihadista, que ha irrumpido en un país que no había padecido hasta ahora el fanatismo radical. La canciller Angela Merkel ha perdido 12 puntos de popularidad en un mes debido a los atentados y a la vinculación que se ha establecido entre éstos y su política de refugiados. Pero no ha tardado en reaccionar. Las elecciones del próximo año la obligan a tomar posición frente al crecimiento de la xenófoba Alternativa para Alemania y a las críticas de sus socios, los democristianos de la CSU.

La pérdida de pasaporte de las personas de origen extranjero que han combatido en el Estado Islámico y la deportación de los refugiados que representen un peligro son algunas de las medidas anunciadas, además de más medios para la policía. La naturaleza del terrorismo actual, donde actúan redes organizadas y lobos solitarios, obliga a extremar la vigilancia y a coordinar bien los aparatos de información para proteger a los ciudadanos frente a nuevos atentados, que generan un clima de miedo que favorece el avance de los populismos, cáncer del proyecto europeo. Para que funcionen, las medidas deben contar con el mayor apoyo posible del resto de fuerzas políticas y, en su aplicación, Alemania no puede renunciar a velar por las libertades que caracterizan a las democracias.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.