Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el icónico cirujano plástico de Brasil a los 90 años

Ivo Pitanguy, considerado uno de los nombres más reconocidos de la cirugía estética del mundo, murió el sábado

El cirujano plástico Ivo Pitanguy, con la antorcha olímpica el pasado viernes en Río de Janeiro.
El cirujano plástico Ivo Pitanguy, con la antorcha olímpica el pasado viernes en Río de Janeiro. REUTERS

El célebre cirujano plástico brasileño Ivo Pitanguy, quien el viernes fue uno de los portadores de la antorcha olímpica durante su paso por Río de Janeiro antes de la ceremonia de apertura de los Juegos de 2016, murió el sábado a los 90 años víctima de un paro cardíaco.

Según ha informado el diario brasileño O Globo el médico sufrió un paro cardíaco al final de la tarde del sábado en su residencia con su familia en Río de Janeiro.

Curiosamente un día antes, Pitanguy, en una silla de ruedas, llevó la antorcha durante su paso por el barrio Botafogo, donde el médico tenía una de sus clínicas.

Además de su trabajo estético con pacientes famosos de Brasil y del exterior, Pitanguy se distinguió también por la labor social con personas anónimas a través del impulso de programas de cirugía reparadora en la red de salud pública brasileña, principalmente víctimas de quemaduras.

De igual manera, dedicó parte de su trabajo a la enseñanza de cirugía plástica con jóvenes médicos, muchos de ellos provenientes de otros países.

También fue un reconocido escritor, con casi 900 libros no solo de medicina sino también de literatura, una carrera alternativa que lo llevó en 1990 a ocupar uno de los asientos de la Academia Brasileña de Letras.

Ivo Pitanguy, en octubre de 2013 en Río de Janeiro. ampliar foto
Ivo Pitanguy, en octubre de 2013 en Río de Janeiro. AFP

En septiembre del año pasado, durante un viaje a París, el médico fue diagnosticado con insuficiencia renal y desde esa época pasaba por un tratamiento de hemodiálisis.

Nacido en Belo Horizonte e hijo de un médico, en su formación recibida en Europa Pitanguy fue alumno del francés Marc Iselin, considerado el padre de la cirugía de mano por su trabajo con víctimas de la Segunda Guerra Mundial, una especialidad de la que el brasileño fue pionero en Suramérica.

En 1989, el papa Juan Pablo II le concedió el Premio Cultura de la Paz y también recibió distinciones de diferentes organismos como el Premio de Divulgación Internacional de Investigación Médica de las Naciones Unidas.

Más información