Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fresas ensangrentadas

Fue Salvador Dalí el primero que sentenció: “No tengas miedo de la perfección, nunca la alcanzarás”. El juicio que se celebró ayer por los tuits (fíjense ya de donde partimos) del cantante César Strawberry fue una muestra de lo lejos que está nuestro sistema jurídico de la perfección, e incluso de la justicia, cuando un comentario negro puede arruinarle a uno la vida. No pretendo decir que se deba enaltecer el terrorismo, lo único que pido es diferenciar la ironía que pueda haber en un comentario. “A mí me llegará el momento dijo con tranquilidad”, escribía Carlos Berlanga en su éxito Perlas ensangrentadas; hoy parece que todos aquellos que nos tomamos con humor los estandartes de nuestra sociedad, tenemos asegurada una cita con la Audiencia Nacional.— Patricio Alvargonzález Royo-Villanova. Gijón (Asturias).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.