Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madonna, de visita familiar y solidaria a Malaui

La cantante regresa con sus hijos Mercy y David al país en el que los adoptó para inspeccionar las obras de un hospital financiado por su ONG

Madonna visita un hospital en Malawi.

Madonna visitó el pasado domingo la localidad de Blantyre (Malaui) junto a sus hijos: David y Mercy, adoptados en el país africano, y Rocco y Lourdes Leon. La cantante y su familia se desplazaron hasta un hospital, financiado por su ONG Raising Malawi, para conocer de cerca la evolución de las obras.

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

El centro hospitalario, que ha recibido el nombre de Queen Elizabeth Central, cuenta con una unidad de cirugía pediátrica y otra de cuidados intensivos. Está previsto que se inaugure a comienzos de 2017. "Tenemos el apoyo moral del Gobierno, pero en términos de financiación y recaudación lo hemos hecho nosotros solos", reconoció la diva del pop. "Voy a organizar varios eventos para recaudar fondos y tenemos otros donantes". 

La intención es que en el hospital se puedan instalar hasta 50 camas, ya que en la actualidad solo cuenta con cuatro. La institución data de 1958 y trata a más de 600.000 pacientes. En Malaui, el 40% de la población —15 millones de habitantes— sobrevive con un dólar diario, por debajo del umbral de la pobreza. 

Madonna no visitaba el país donde adoptó a Mercy, en 2006, y a David, en 2009, desde hacía dos años. Durante sus anteriores viajes la intérprete tuvo algún roce con las autoridades: en 2013, en concreto, la presidenta de la República por aquel entonces, Joyce Banda, acusó a la autora de Like a Virgin de exigir un trato especial por su condición de estrella y de presumir demasiado de sus actos benéficos. 

Rocco Ritchie, de 15 años, se encuentra en el país apoyando con el resto de sus hermanos el proyecto de su madre. Parece que ambos han limado las asperezas del pasado y vuelven a ser una familia feliz después de que el adolescente no quisiera regresar a Nueva York con ella, sino quedarse con su padre en Gran Bretaña. Situación que propició un mediático litigio con su exmarido, Guy Ritchie, por la custodia de Rocco y el distanciamiento de este. 

Madonna, de 57 años, y sus cuatro hijos estuvieron la semana pasada en Kenia, visitando Kibera, el mayor suburbio del país y una de las zonas más castigadas por la pobreza en el continente. La artista trata de inculcar en sus hijos su pasión por las labores humanitarias. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >