El hijo de Madonna puede quedarse con su padre

Una juez ordena a la cantante y a su exmarido, Guy Ritchie, llegar a acuerdo sobre la custodia de Rocco. Mientras tanto el menor podrá permanecer en Londres

Madonna junto a su hijo Rocco. Cordon press

Rocco Ritchie, hijo de Madonna y del cineasta Guy Ritchie, podrá permanecer en Londres, donde vive con su padre y asiste a la escuela, de acuerdo con una jueza de Nueva York que ordenó ayer a la expareja resolver su agria batalla sobre su custodia y que saltó a los titulares cuando la cantante pidió que su hijo volviera junta a ella por Navidad.

The family #jaxguyjuly

Una foto publicada por Guy Ritchie (@guyritchie) el

Durante una audiencia en la que la diva del pop y el director participaron vía telefónica, la jueza Deborah Kaplan, de la Corte Suprema de Manhattan donde se litiga la batalla por la custodia, advirtió que de no ponerse de acuerdo en los próximos meses, el tribunal decidirá el futuro del joven, de 15 años. Kaplan dijo estar optimista en que el exmatrimonio, divorciados en 2008 tras ocho años juntos, pueda lograr un acuerdo por el bienestar del menor y, de no conseguirlo, tendrán que presentarse ante el tribunal el próximo 1 de junio, informó el periódico Daily News.

La jueza había nombrado como representante legal para el menor a Ellen Sigal, quien dijo durante la audiencia que Rocco se siente presionado por la disputa entre sus padres y la orden de la jueza del pasado diciembre de que debe regresar junto a su madre a Nueva York. El rotativo neoyorquino indica además que Eleanor Alter, abogada de la reina del pop, que está en medio de su gira mundial Rebel Tour, argumentó por su parte que no cumplir con el dictamen es un desacato de Ritchie al tribunal y que con esa actitud el cineasta está enseñando a su hijo que no es necesario obedecer órdenes de la corte y firmar acuerdos. También indicó que su cliente acordó permitir que su hijo continuara asistiendo a la escuela en Londres.

Tu me manque............💛

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

El adolescente acompañaba a Madonna durante su gira, pero el pasado diciembre la dejó para regresar a Londres junto a su padre, quien ha rehecho su vida junto a la modelo Jacqui Ainsley, con quien tiene tres hijos. Madonna acudió entonces al tribunal de Nueva York para reclamar su custodia.

Esta batalla, como todo lo que tiene relación con la diva, también ha sido mediática. La dispusta ha llegado a las redes sociales, específicamente a Instagram, donde la cantante no ha parado de publicar imágenes de ella junto a su hijo. La última que colgó en su perfil, con más de seis millones de seguidores, fue hace dos semanas. En ella se ve a la intérprete con Rocco de bebé a sus espaldas. "Te echo de menos", escribió en francés. Pero antes ya había subido diferentes instantáneas de su hijo con diferentes edades junto a ella. Incluso en diciembre le envió un claro mensaje: la foto mostraba a la estrella junto a su hija Lourdes acompañada de la frase: "2016 se te acerca un doble problema".

Tras la polémica, Rocco decidió bloquear a su madre de la red social y más tarde terminó cerrando su perfil. El menor, de 15 años, asegura que prefiere vivir con su padre pues tiene una vida más estable, sin tanta gira, ,y además, es menos controlador que su madre.

La cantante Madonna y el director Guy Ritchie en una imagen de 2008, poco antes de anunciarse su separación. cordon press

Más información