Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rocco Ritchie endurece la pelea con su madre, Madonna

El joven, de 15 años, se niega a regresar a Nueva York y continuar con las clases en el Liceo

Rocco Ritchie, el hijo de Maddona y Guy Ritchie, un adolescente de 15 años, no quiere volver a Nueva York, donde vive su madre, tras haber viajado los últimos meses con ella en la gira Rebel Heart. Desea quedarse en Reino Unido con su padre, que vive en el condado de Wiltshire con su nueva esposa. Rocco lleva desde antes de Navidad enfrentado a su progenitora, que reclama su regreso al hogar. El 23 de diciembre, la cantante acudió a un tribunal neoyorquino, donde un juez determinó que Rocco tenía que volver a EE UU para solucionar el problema. Sin embargo, el joven sigue con Guy quien ha contratado un abogado para defender sus derechos.

Rocco, mientras, actúa a su manera contra su madre. Primero la bloqueó en su cuenta de Instagram, aunque mantuvo el acceso a su padre y a su esposa, la modelo Jacqui Ainsley. El martes fue más allá y eliminó su perfil en la red social, pero ayer volvió a recuperar la cuenta que, pese a ser privada y tener cero publicaciones, ya acumula más de 82.700 seguidores. Y es que los seguidores de la reina del pop no quieren perderse este capítulo de su vida.

Merry X-mas to the Sun-shine of my Life! ⭕️❌⭕️⭕️❌⭕️❌⭕️❤️❤️

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

“Madonna desea que Rocco esté ya en Nueva York porque está muy preocupada por su educación y ya ha perdido alguna clase”, han explicado a la revista People fuentes próximas a la artista. El joven estudia, como todos sus hermanos de madre, en el Liceo Francés donde comenzaron las clases el pasado lunes tras el paréntesis navideño.

Pero, ¿por qué el adolescente no quiere estar con su progenitora? People asegura que se ha cansado de ella y del control que quiere ejercer sobre él y prefiere estar con el director de cine en el Reino Unido que le concede más libertad.

Mientras llega el momento del reencuentro, Madonna publica fotos familiares en las redes sociales en un intento de ablandar los sentimientos de Rocco. Con su hija Lourdes Leon, de 19 años, se hizo un selfie que publicó en Instagram junto al mensaje: “un doble problema se dirige hacia a ti en 2016”.

La marcha de Lourdes Leon, que en septiembre se mudó a la Universidad de Michigan para estudiar Teatro y Danza, ha convertido a Rocco en el mayor del hogar en Nueva York que Madonna, de 57 años, comparte también con sus hijos adoptivos: David Banda y Mercy James.

Love Conquers All............❤️#rebelhearts

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el