Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diego Maradona muestra cómo las mexicanas cosen las camisetas de Argentina-Inglaterra del 86

A 30 años de aquel partido memorable, el astro revela el trabajo contrarreloj para terminar las casacas

Han pasado 30 años del legendario partido en que Diego Maradona convirtió el mejor gol de la historia de los mundiales. El partido Argentina-Inglaterra en México 86 forma parte de la historia grande del fútbol y las anécdotas que lo rodean han resistido al olvido. Las camisetas azules que usaron los 11 jugadores dirigidos por Carlos Bilardo tienen la suya, en un tiempo donde todavía el fútbol tenía una alta dosis de amateurismo. Maradona quiso recordar los esfuerzos para satisfacer un capricho del entrenador, quien consideraba que las casacas suplentes usadas contra Uruguay pesaron “10 kilos” al término del partido, producto de su capacidad para retener el sudor de los jugadores.

“Estas señoras que trabajaban en el Club América de México, nos ayudaron a coser los escudos y planchar los números en la espalda de las camisetas que íbamos a usar el día siguiente, contra Inglaterra. Miren a Burru [Jorge Burruchaga] con la camiseta de Noruega... Y el camarógrafo es el Negro [Néstor] Clausen!”, escribió Maradona en su cuenta en Facebook junto a un video que muestra a las costureras del club dando las puntadas finales la indumentaria mundialista.

En una autobiografía publicada en 2014, Bilardo contó como enfrentó el problema de las camisetas. Las que tenía el equipo "eran muy pesadas para tremendo calor y tenían cuello muy cerrado, estrecho. Se jugaba a la 1 de la tarde, en verano, bajo un sol terrible. La azul que usamos por primera vez ante Uruguay era especialmente agobiante. Los muchachos habían transpirado muchísimo. Como en el sorteo que se hizo antes del duelo con Inglaterra se determinó que, otra vez, debíamos vestir la camiseta azul, hablé para tratar de confeccionar un equipo nuevo que no sofocara tanto a los jugadores. Y contrarreloj consiguieron unas telas un poco más ligeras, con tejido y cuello más abiertos. Era más brillante y clara que la otra. Los números se colocaron en un teatro de revistas, con unas lentejuelas color gris muy pequeñas", contó el técnico argentino.

En su libro El partido, el periodista Andrés Burgo cuenta que Bilardo cogió unas tijeras y agujereó las camisetas azules que habían llevado a México, para reducir su peso. Como el resultado, evidentemente, no fue del agrado de los jugadores, el entrenador encomendó a dos utileros que consiguiesen 40 camisetas Le Coq Sportif, la marca que vestía entonces al equipo, con cuello en V y más livianas. Las camisetas aparecieron, pero hubo que acondicionarlas en tiempo récord con escudos de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) improvisados y los números en la espalda. El video de Maradona muestra ese trabajo artesanal, donde incluso colaboraron los jugadores. La número 10 de aquel recordado “barrilete cósmico” tiene su propia historia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >