Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Blass, dos tórtolas y el conejo de la suerte

Carlota y Arnaldo son dos de las palomas que aparecen en los espectáculos de Jorge Blass. El conejo se llama Birli (de birlibirloque).

EL MAGO prende fuego a una servilleta y Carlota sale aleteando entre las llamas. Jorge Blass la acaricia. Su compañero Arnaldo reposa sobre una mesa de la cocina. Parece imperturbable ante la escena que acaba de protagonizar Carlota. Para Blass, uno de los más destacados valores de la magia española, hacer que aparezca una paloma sigue siendo uno de los efectos más memorables para el público: “Es como un milagro, lo más parecido a crear vida”. Carlota y Arnaldo son dos de las cuatro tórtolas blancas de India que salen en sus espectáculos. Tarda seis semanas en adiestrarlas y ensaya con ellas en esta nave de Madrid, convertida en su cuartel general.

Aquí concibe sus shows, en los que no solo intervienen palomas. Birli (de birlibirloque) olisquea los zapatos de Blass. Es un conejo blanco y regordete que debutó con él hace años y ya solo le acompaña sobre el escenario muy de vez en cuando. Su papel ahora es ejercer como mascota de la troupe. “Birli es un miembro más de nuestra gran familia”. Durante 15 años de carrera, este ilusionista madrileño ha llegado a tener como cómplices a ranas, pájaros exóticos, tigres, leones e incluso a un puma que hizo aparecer de la nada en una jaula. Pero además de compañeros de trabajo, Birli y las palomas son sus mascotas, y le acompañan en sus continuos viajes. Blass asegura saber cuándo tienen un mal día. “O eso quiero pensar”, dice mirando a Carlota, aferrada a su dedo.


Jorge Blass actuará en Barcelona del 14 de septiembre al 16 octubre.