Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eva y Pepe, una boda nada íntima

La actriz y Pepe Bastón se dieron el sí quiero en un pequeño pueblo a dos horas de la capital mexicana

La boda de Eva Longoria
Eva Longoria y Victoria Beckham en la boda.

Cuando Ricky Martin menea las caderas en una boda, uno sabe que está en un evento importante. La estrella de Hollywood Eva Longoria y el magnate mexicano Pepe Bastón se casaron el pasado sábado en un pueblo mexicano rodeado de montañas. Y de celebrities. En Valle de Bravo, a unos 156 kilómetros al suroeste de la Ciudad de México, la guardia pretoriana de la pareja cuidaba, desde una semana antes, que la boda del año en México fuera lo más íntima posible. Pero los hombres de negro no contaron con la picaresca mexicana.

Happiest day of my life! ❤️ #CouldHeBeAnyMoreHandsome?

Una foto publicada por Eva Longoria Baston (@evalongoria) el

Con los escoltas privados de los millonarios llegaron los veteranos paparazis, bien conocedores del terreno. Cuando se enteraron de que la boda no sería en Acapulco, sino en el pueblo, se frotaron las manos. La pareja había vendido la exclusiva de la boda a ¡Hola! y el misterio entorno al destino de la celebración circuló hasta poco antes. Creyeron que el difícil acceso al municipio, rodeado por un enorme lago artificial, desanimaría a los fotógrafos locales. Se equivocaron.

"Este caso ha sido de lo más sencillo. La casa de Pepe Bastón [donde se celebró el enlace] está en una colina, de manera que solo tuvimos que encontrar otra casa más arriba para tener toda la vista del jardín. Ni siquiera tuvimos que pagarle a los dueños", cuenta Christian Ponce, fotógrafo que cubrió el evento desde las alturas. Si se hubiera celebrado en algún lugar de la costa habrían tenido que tomar las instantáneas desde el mar, rentando una lancha y burlando la seguridad de los hoteles más lujosos. Aquí la indicación del lugar exacto del evento se le escapó a un policía del pueblo.

#EvaandPepe que fiestón gracias! #lagotafria bailalo @ricky_martin jajajaja

Un vídeo publicado por Carlos Vives (@carlosvives) el

En los jacuzzis con vistas al bosque se relajaban David y Victoria Beckham, mientras se paseaba en toalla Ricky Martin. ¡Flash! En pocos segundos los paparazis tenían la codiciada imagen, por la que las revistas están dispuestas a pagar hasta 100.000 dólares, según cuenta Ponce.

Las redes sociales remataron la exclusiva de ¡Hola! con los selfies de los invitados. En la cuenta oficial de Carlos Vives —que entonó para los recién casados el primer baile: Quiero casarme contigo— se publicó un vídeo en el que se observa a un Ricky Martin, rey de la pista, moviendo las caderas como en sus mejores años. Y el resto de invitados desveló desde el traje de novia, diseñado por la amiga de Longoria Victoria Bekcham, hasta el menú servido tras la ceremonia.

Los únicos que guardaron silencio entorno a todo lo relacionado con la boda fueron los medios del gran grupo de comunicación mexicano Televisa. Se casaba el jefe. Pepe Bastón, de 45 años, es uno de los ejecutivos de la empresa y la orden fue clara: quedaba prohibido publicar cualquier información relacionada con los novios y los invitados esos días.

En el reportaje de la revista ¡Hola! cuentan que Eva Longoria lució un vestido blanco entallado diseñado especialmente para ella por su amiga Victoria Beckham. Y hubo una sorpresa muy especial para ella: al terminar la ceremonia, Vanessa Williams —amiga y compañera de reparto de la actriz en la serie Mujeres desesperadas— se arrancó a cantar su canción Save the best for last. Longoria no sabía que su amiga había llegado a la fiesta hasta ese momento. La cena corrió a cargo del chef mexicano más premiado, Enrique Olvera —dueño del restaurante Pujol, de los mejores del mundo—, y el especialista en banquetes, Eduardo Kholmann.

La pareja se comprometió hace cinco meses en Dubái, lugar al que viajaron para asistir a la gala Global Gift, realizada en el marco del Festival de Cine de allí. En una foto que publicaron en Instagram se observa en primer plano el enorme anillo de rubí que el millonario mexicano ofreció a la estrella de Hollywood.

Es la tercera vez que Eva Longoria, de 41 años, se casa. El primer matrimonio de la actriz fue en 2002 con el actor estadounidense Tyler Christopher y el segundo, con el jugador de baloncesto Tony Parker en 2011, sin embargo, los dos matrimonios no duraron más de cuatro años.

Desde las alturas y con la cámara al hombro disfrutaron de la fiesta del viernes y de la ceremonia del sábado los paparazis, conscientes de que si se le escapaba la toalla a Ricky Martin hacían el agosto. No pasó. Pero Eva y Pepe tampoco tuvieron la boda íntima que deseaban.

Love Is in the air! Enhorabuena @evalongoria y Pepe. Que gran celebración. Lo mejor para ambos. #bodadelaño #boda

Una foto publicada por Ricky (@ricky_martin) el

Más información