Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mujeres y niñas invisibles en las estadísticas

La Fundación Bill y Melinda Gates anuncia un paquete de 71,3 millones de euros para acabar con la brecha de género en los registros. Sin cifras femeninas no se puede avanzar hacia la igualdad

Unas niñas asisten a una asamblea matutina en el colegio Shaheed Mohamed Motaher Zaid de Sana'a, en Yemen. Ampliar foto
Unas niñas asisten a una asamblea matutina en el colegio Shaheed Mohamed Motaher Zaid de Sana'a, en Yemen. Banco Mundial

Cuántas mujeres y niñas se ocupan en trabajos no remunerados y el trabajo doméstico, cuántas sufren violencia de género, cuál es el número de las que tienen activos, y de quienes tienen acceso a agua limpia… En un buen número de lugares esas cifras permanecen ocultas. Sólo un tercio de los países del mundo cuenta con un organismo encargado de recopilar estadísticas de género. Y sólo el 13% de los Estados dedica una parte del presupuesto a obtener este tipo de datos. Las mujeres y las niñas son también invisibles en las estadísticas de la mayoría de los países en desarrollo. Una realidad que dificulta aún más el avance hacia la igualdad. Si no lo mides, no existe.

Para tratar esa carencia, la Fundación Bill y Melinda Gates ha anunciado una donación de 71,3 millones de euros (80 millones de dólares) en los próximos tres años que se dirigirán a apoyar programas orientados a obtener estas cifras. “Al adoptar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el mundo acordó alcanzar la igualdad de género para el año 2030, pero no podemos luchar contra la desigualdad de género sin antes eliminar la carencia de datos”, afirmó la copresidenta de la fundación, Melinda Gates, en la conferencia Women Deliver, que se celebra estos días en Copenhague, con la participación de más de 5.500 personas de unos 160 países.

"Y no podemos cerrar la brecha de género sin primero cerrar ese agujero estadístico", dijo Gates durante su intervención en Women Deliver. En muchos lugares de todo el mundo hay una gran carencia de datos sobre el trabajo remunerado, el acceso a la educación o incluso los nacimientos y las muertes. “Y donde se recopilan estadísticas, honestamente, estas son bastante sexistas”, afirmó Gates. Y son sexistas porque no están desagregadas por género o porque no reconocen la participación de la mujer en el cuidado de la agricultura o la tierra, por ejemplo. Y esto infravalora la participación de las mujeres en la economía. Otro ejemplo: en muchos países no hay estadísticas de mujeres que dan a luz antes de los 15 años, porque se considera que aún no están en edad reproductiva.

La nueva apuesta de la Fundación Gates complementa programas como el que ha puesto en marcha ONU Mujeres —que ha llamado Making Every Woman and Girl Count (Hacer que cada mujer y niña cuente)— orientado a ayudar a los países a mejorar la producción de la información estadística, la accesibilidad y la recogida de variables de género. U otros como el de la plataforma Data2X, que lanzó en 2012 la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton en colaboración con la ONU, el Banco Mundial y organizaciones públicas y privadas como USAid, la Fundación William y Flora Hewlett y la Fundación Bill y Melinda Gates. Un proyecto que trata de identificar las variables donde no hay información desagregada por sexos. Desde el número de niñas matriculadas en escuelas primarias a la tasa de mortalidad materna.

No podemos cerrar la brecha de género sin primero cerrar ese agujero estadístico

Melinda Gates

En la sociedad actual la información es clave. Por eso son cada vez más los programas como los de ONU mujeres o la Fundación Gates. También una coalición liderada por la ONG Plan Internacional anunció en Copenhague un proyecto para extraer datos e indicadores que den información sobre el avance de los objetivos de igualdad de género, dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, acordados por los países el pasado septiembre y que marcan metas como erradicar la pobreza en todas sus formas o garantizar una vida sana y en bienestar para todos.

"En muchos países, los datos que necesitamos sobre las niñas y mujeres no existen. O si lo hacen son incompletos o no están recopilados de manera eficaz”, apuntó la responsable de Plan Internacional, Anne-Birgitte Albrectsen. “Eso hace a millones de niñas y mujeres invisibles y provoca que no tengamos la información para persuadir a los Gobiernos para que tomen medidas orientadas a acabar con el abuso, el matrimonio infantil y los embarazos adolescentes que provocan la muerte de miles de mujeres”, aseveró sobre el proyecto de datos, que contará con la participación de KPMG, que ayudará a supervisar la información existente, añadir nuevos datos y supervisar ciertos indicadores.

Melinda Gates, durante su intervención en la conferencia Women Deliver en Copenhague. ampliar foto
Melinda Gates, durante su intervención en la conferencia Women Deliver en Copenhague.

“La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aspira a no dejar a nadie de lado. Para que todas las mujeres y niñas alcancen la meta de 2030 al mismo tiempo que todos los demás, debemos atenderlas a ellas y a sus necesidades, y ver qué progresos están haciendo”, apuntó la directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, que intervino en Women Deliver con un mensaje grabado en vídeo.

Y tener buenas estadísticas es la única forma de identificar las causas que están provocando la desigualdad, y el mecanismo de analizar el progreso hacia los objetivos de desarrollo sostenible para los Gobiernos rindan cuentas sobre su cumplimiento. También el mejor sistema y más fiable de medir el impacto de los programas, las políticas y las intervenciones, concordaron Mlambo-Ngcuka y Gates.

Más información