Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Magic Leap, el 'hype' tecnológico que tiene a medio mundo babeando

Una 'startup' de Silicon Valley promete revolucionar la realidad virtual y ya ha conseguido inversiones millonarias de empresas como Google. ¿Y qué han inventado? Todavía ni un sólo producto...

¿Una ballena saltando en medio de un gimnasio? Con Magic Leap, en teoría, es posible.

En el mundo de la tecnología también existen los hypes. Y en este momento, el más bombástico se llama Magic Leap. Esta empresa fundada en 2010 ha conseguido recaudar 1.400 millones de dólares de fuentes tan jugosas como Qualcomm (la compañía de los microprocesadores para smartphones), la productora Legendary Entertainment (la productora de las películas de Batman) y Google, que es oficialmente el mayor inversor, lo que le convierte en la dueña del negocio. Y como mandan los cánones del hype, todo sin haber presentado ni un solo producto, ni siquiera una beta.

Si en el mundo de la música la máquina de inflar grupos en la era pre Internet era NME, en el de Silicon Valley y aledaños es la revista Wired. En su último número le ha dedicado la portada -con una imagen espectacular que recuerda a los VHS de los ochenta- y un extensísimo reportaje se habla de las tripas de Magic Leap.

El invento que ha hecho subir la espuma de esta startup es una tecnología que mezcla la realidad virtual con la realidad a secas. Se trata de unas gafas que permiten ver en el mundo real objetos generados por ordenador. Sus aplicaciones son interminables. Por ejemplo, un videojuego que pueda transcurrir en el parque del Retiro de Madrid. Los jugadores se pondrían las gafas y verían como detrás de los árboles aparecen los enemigos a los que pueden disparar. O en la oficina: un trabajador se puede poner sus Magic Leap y ver en su escritorio varias pantallas en ordenadores que no son tangibles, pero que puede controlar como si realmente existieran.

A muchos todo estas ideas les sonará a otra tecnología que no ha terminado de explotar, la de la realidad aumentada. Pero los creadores de Magic Leap se quieren diferenciar de ese movimiento llamando a su invento realidad mixta.

En el reportaje de Wired, el periodista Kevin Kelly describe el funcionamiento de las lentes de Magic Leap, pero sin ayuda de sus inventores, que prefieren guardar silencio sobre el secreto que hay detrás de ellas. Así, Kelly explica que las gafas proyectan los elementos virtuales a través de una pequeña fuente de luz en el borde del cristal y se reflejan de nuevo para que quien las lleve pueda ver los objetos generados.

El gran rival de Magic Leap es HoloLens, la tecnología de realidad aumentada de Microsoft. Pero a diferencia del hype, el producto de la empresa fundada por Bill Gates es completamente real y ha sido mostrado cientos de veces en ferias, amén de que ya está en manos de los desarrolladores, que trabajan en crear aplicaciones para el dispositivo. Otra de las ventajas de HoloLens es que para usarlo solo hace falta un casco que al ponerse permite ver la mezcla de realidad virtual y realidad. Sin embargo, Magic Leap necesita estar continuamente conectado a un potente ordenador, lo que lastra sus posibilidades a corto plazo.

De momento Magic Leap es una fantástica promesa, pero a día de hoy no tiene ni fecha de salida al mercado, ni precio, ni especificaciones técnicas. Así que no sabemos si finalmente su carrera va a ser la de los Arctic Monkeys o la de Bloc Party.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.