Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juego de poner nombre a las nuevas regiones francesas

La reforma del mapa regional aprobada por Hollande fuerza el cambio de denominación

Hace dos años, el Gobierno de François Hollande reformó el mapa de las regiones. Las 22 existentes se convirtieron en 13. Hubo tensiones. Unir Paso de Calais con Picardía no gustó a todo el mundo; tampoco fusionar Alsacia con Lorena. El cambio se culminó, sin embargo, sin grandes protestas y el resultado desembocó en ocasiones en auténticas sopas de letras. Alsacia-Lorena-Campaña-Ardenas es una de ellas. Aquitania-Poitou-Charentes-Limusin es otra, como lo fue Provenza-Alpes-Costa Azul, donde ya se ha consolidado el acrónimo PACA que muchos rechazan por no tener relación con su historia y su identidad. ¿Cómo hallar el buen nombre sin herir susceptibilidades?

La búsqueda debe resolverse antes del 1 de julio y esta ha dado lugar a lúdicos concursos ciudadanos dentro y fuera de la Red. La primera región en resolver el rompecabezas ha sido Norte-Paso de Calais-Picardía. Los ciudadanos le echaron imaginación: Neustrasia, Francia Merovingia, Borée… Llamados oficialmente a votar 252.000 alumnos de instituto y 35.000 aprendices, los tres nombres finalistas fueron Tierras del Norte (en referencia a la serie Juego de tronos), Norte de Francia y Altos de Francia. El consejo regional optó el lunes por esta última (con el largo subtítulo original) y las bromas se han desatado. Algunos han rediseñado el mapa de Francia: al norte, Altos de Francia, en el centro El Medio, más abajo, el Gran Rincón Abajo a la Izquierda y sobre los Pirineos, Totalmente Abajo.

La siguiente en elegir su nombre será Alsacia-Lorena-Champaña-Ardenas. Un comité de 60 expertos ha seleccionado ya Nueva Austrasia y Acalia (basada en su acrónimo). El presidente de la región, Philippe Richert, propone Rin-Champaña. Para otros, el nombre de Gran Este es el más adecuado. “Esto es tan difícil como elegir el nombre de pila de un recién nacido”, confiesa Richert.

Los gentilicios vendrán después. Se supone. No todos lo tienen tan fácil como Bretaña, que no cambió ni de dimensión ni de nombre, o Normandía, que unió a los normandos del norte y el sur.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.