Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra al desperdicio

Acompañamos a Barri, un vecino de corazón rockero de Barcelona que se unió hace dos años a lucha contra el desperdicio de alimentos, en una de sus jornadas en la organización Espigoladors, que opera en Cataluña para combatir el desaprovechamiento

  • Barri, de 43 años, trabaja como recolector y transportista en Espigoladors, organización que persigue convertir los alimentos que se descartan en un producto atractivo para el consumidor. Su labor le ha ayudado a tomar conciencia sobre la capacidad de reducir el despilfarro alimentario modificando algunos hábitos de consumo diarios como la planificación de la compra. Acompañado de voluntarios, se acerca cada semana a campos de frutas y verduras para recoger manualmente los excedentes que de otra manera serían desperdiciados.
    1Barri, de 43 años, trabaja como recolector y transportista en Espigoladors, organización que persigue convertir los alimentos que se descartan en un producto atractivo para el consumidor. Su labor le ha ayudado a tomar conciencia sobre la capacidad de reducir el despilfarro alimentario modificando algunos hábitos de consumo diarios como la planificación de la compra. Acompañado de voluntarios, se acerca cada semana a campos de frutas y verduras para recoger manualmente los excedentes que de otra manera serían desperdiciados.
  • La conciencia colectiva asocia el desperdicio de alimentos a productos no aptos para el consumo, cuando en realidad gran parte de los frescos que se descartan en los campos españoles se debe a razones estéticas.
    2La conciencia colectiva asocia el desperdicio de alimentos a productos no aptos para el consumo, cuando en realidad gran parte de los frescos que se descartan en los campos españoles se debe a razones estéticas.
  • El consumidor es una pieza clave para el cambio del sistema actual. La cultura de la inmediatez y la prioridad de encontrar precios baratos han soslayado el valor nutritivo y económico de la agricultura local.
    3El consumidor es una pieza clave para el cambio del sistema actual. La cultura de la inmediatez y la prioridad de encontrar precios baratos han soslayado el valor nutritivo y económico de la agricultura local.
  • La organización Espigoladors entró en funcionamiento en 2014 con un programa piloto y recuperó 100.000 kilos de productos frescos durante su primer año de intervención gracias al trabajo de alrededor de 60 voluntarios en riesgo de exclusión social.
    4La organización Espigoladors entró en funcionamiento en 2014 con un programa piloto y recuperó 100.000 kilos de productos frescos durante su primer año de intervención gracias al trabajo de alrededor de 60 voluntarios en riesgo de exclusión social.
  • Gran parte de las donaciones a comedores y entidades sociales no incluyen productos frescos debido a la falta de infraestructuras para almacenarlos en buenas condiciones. La falta de acceso a una alimentación saludable en personas en situación de vulnerabilidad puede revertirse al dar una segunda salida a los excedentes despilfarrados durante la fase de producción.
    5Gran parte de las donaciones a comedores y entidades sociales no incluyen productos frescos debido a la falta de infraestructuras para almacenarlos en buenas condiciones. La falta de acceso a una alimentación saludable en personas en situación de vulnerabilidad puede revertirse al dar una segunda salida a los excedentes despilfarrados durante la fase de producción.
  • El riesgo de desperdicio de alimentos aumenta cuando la comida se transporta distancias largas, debido a la posibilidad de que entren bacterias que provoquen enfermedades, se produzcan golpes que estropean los alimentos o fallos en los sistemas de refrigeración.
    6El riesgo de desperdicio de alimentos aumenta cuando la comida se transporta distancias largas, debido a la posibilidad de que entren bacterias que provoquen enfermedades, se produzcan golpes que estropean los alimentos o fallos en los sistemas de refrigeración.
  • Espigoladors es la primera organización española que propone un modelo de lucha integral contra el despilfarro incluyendo desde el proceso de recolección de excedentes directamente en campos, la donación a entidades sociales, la transformación de los productos crudos en mermeladas y salsas, hasta la comercialización de estos bajo la propia marca Es Im-perfect.
    7Espigoladors es la primera organización española que propone un modelo de lucha integral contra el despilfarro incluyendo desde el proceso de recolección de excedentes directamente en campos, la donación a entidades sociales, la transformación de los productos crudos en mermeladas y salsas, hasta la comercialización de estos bajo la propia marca Es Im-perfect.
  • Se trata de un modelo potencialmente replicable alrededor del mundo y que podría tener un impacto ambiental, social y económico positivo para las comunidades más vulnerables. Potenciar el consumo local implica cuidar el medio ambiente, pero también introducir una dieta con mayor nivel nutritivo e invertir en la economía nacional.
    8Se trata de un modelo potencialmente replicable alrededor del mundo y que podría tener un impacto ambiental, social y económico positivo para las comunidades más vulnerables. Potenciar el consumo local implica cuidar el medio ambiente, pero también introducir una dieta con mayor nivel nutritivo e invertir en la economía nacional.
  • Este tipo de iniciativas suponen un desafío para el sistema de producción, distribución y consumo de alimentos actual. Las exportaciones procedentes de enormes monocultivos liderados por multinacionales requieren del uso de técnicas y materiales que destruyen la tierra de los pequeños agricultores y generan una mayor cantidad de gases de efecto invernadero, según los expertos.
    9Este tipo de iniciativas suponen un desafío para el sistema de producción, distribución y consumo de alimentos actual. Las exportaciones procedentes de enormes monocultivos liderados por multinacionales requieren del uso de técnicas y materiales que destruyen la tierra de los pequeños agricultores y generan una mayor cantidad de gases de efecto invernadero, según los expertos.
  • Después de etiquetar y empaquetar los productos finales, Barri reparte entre los distintos puntos de venta las comandas realizadas por los comerciantes. Acercar el despilfarro a puntos de venta habituales supone una estrategia de sensibilización para que el consumidor valore las frutas y hortalizas feas frente a aquellas más atractivas por su valor nutritivo.
    10Después de etiquetar y empaquetar los productos finales, Barri reparte entre los distintos puntos de venta las comandas realizadas por los comerciantes. Acercar el despilfarro a puntos de venta habituales supone una estrategia de sensibilización para que el consumidor valore las frutas y hortalizas feas frente a aquellas más atractivas por su valor nutritivo.