Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gargantas profundas

Emiliano Fittipaldi, entrevistado el pasado 3 de enero, pone en jaque a la curia con su investigación acerca de la economía de la Iglesia

Carta de la semana: Gargantas profundas

Tiene casi nombre de campeón de fórmula 1 y resulta que ha tenido el coraje de sacar a la luz las entrañas financieras del Vaticano. Emiliano Fittipaldi, entrevistado el pasado 3 de enero, pone en jaque a la curia con su investigación acerca de la economía de la Iglesia, y esta, en vez de ser clara, colaborativa y transparente para con sus fieles en asuntos de dinero, lo que hace es tratar de acallar las críticas e informaciones que ha revelado Fittipaldi y poco menos que condenarle.

Diego Moraleda Jiménez. Membrilla (Ciudad Real)

¿Papanatismos?

Por fin alguien solvente como Javier Cercas reflejaba en su artículo del pasado 3 de enero el generalizado papanatismo de alterar el lenguaje en un intento fallido de congraciarse con determinadas comunidades.

En efecto, la contradicción de escribir Girona y pronunciar llirona, cuando en español se diría jirona, para seguidamente decir los gerundenses, y lo mismo con respecto a Lérida. Pero también Gipuzkoa (y pronuncian Guipúzcoa) y A Coruña (voy a A Coruña) y tantos sinsentidos que padecemos a diario por mor de los nacionalismos rampantes y el vasallaje correspondiente de quienes más deben cuidar el uso correcto del lenguaje.

Alfonso Caparrós Valderrama. Rincón de la Victoria (Málaga)

Cuestión gramática

Sobre el artículo de Javier Cercas el pasado 3 de enero en el que opinaba sobre los usos de algunos topónimos catalanes en castellano, en especial Lleida y Girona, creo recordar que, en los años noventa, el congreso de los diputados votó mayoritariamente a favor de la oficialidad en la lengua española de algunos de esos topónimos, como Lleida, Girona, A Coruña, etcétera. Si eso es cierto y mi memoria no me falla, sería pues correcto utilizar en un texto en castellano esos topónimos en catalán. Otra cosa sería hablar de la oportunidad política, o no, de su uso; mi carta se circunscribe a la objetividad puramente gramatical.

Xavier juncosa. Barcelona

Cuidar el Ártico

Aunque Gerard López, de quien se publicó un perfil en El País Semanal el pasado 27 de diciembre, sea un gran emprendedor buscando las formas de obtener los recursos del Ártico, no me parece ejemplar.

Habrá que ir convenciendo a Rusia y a quien sea para que el Ártico no se explote, sino que se preserve. Estamos en medio del cambio climático y todo cuidado del continente helado es poco: de sus hielos, corrientes submarinas, etcétera.

El Ártico necesita un tratado como la Antártida. Los países limítrofes y poderosos tienen que llevar a cabo dicho tratado de protección.

Bernardo de Llobet collado. Correo electrónico

Póngase en contacto

El País Semanal invita a sus lectores a manifestar sus opiniones o comentarios acerca de los contenidos de la revista. Pueden enviar sus mensajes aelpaissemanal@elpais.es o por correo a:

El País Semanal
Miguel Yuste, 40
28037, Madrid

Y pueden seguirnos en:
Facebook
Twitter
Instagram
Spotify