Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Chapo para disfraz de Halloween

Las caretas del narcotraficante están entre las favoritas en las calles de México en la víspera de la noche de brujas

El Chapo para Halloween
Las máscaras de El Chapo para Halloween. REUTERS

La cara de El Chapo está en todas partes. El rostro del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera se ha convertido en una de las máscaras más populares en las calles de México en la víspera de la fiesta de Halloween. La careta retrata el gesto serio del capo y su grueso bigote tal y como se le vio por última vez la noche del 11 de julio cuando escapó de la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano.

Los productores de disfraces para la noche de brujas suelen fabricar máscaras de personajes políticos polémicos cada año. Las piezas se venden en el centro de la Ciudad de México y en el barrio de Tepito, una de las zonas comerciales más populares de la capital mexicana, en precios que van desde los 190 hasta los 230 pesos (11,50 a 14 dólares). Además de la careta, los comerciantes también ofrecen la vestimenta de preso, con camiseta a rayas incluida, y una pala para representar al narcotraficante durante su huída.

El disfraz de El Chapo con uniforme y pala.
El disfraz de El Chapo con uniforme y pala. EFE

Guzmán Loera se fugó de la cárcel en julio a través de un túnel de 1,5 kilómetros que comenzaba en una casa en la periferia de la prisión y llegaba hasta la bañera dentro de su celda. Esta ha sido la segunda ocasión en la que el capo se ha escapado de un centro penitenciario mexicano. En 2001 salió, supuestamente, de la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande (Estado de Jalisco, occidente de México) escondido en un carro de lavandería. Durante 13 años fue el hombre más buscado por la autoridades en México y Estados Unidos, y su recaptura representó un gran golpe a los cárteles mexicanos de la droga. Hasta que volvió a huir.

Los vendedores del disfraz de El Chapo aseguran que la primera producción de máscaras ya se ha agotado cuando todavía faltan dos semanas para la noche de brujas. El capo es más demandado incluso que otros productos clásicos de la temporada como Frankenstein o las momias. Otro de los personajes populares entre los disfraces de Halloween es el magnate Donald Trump, que tras sus comentarios xenófobos contra los mexicanos, se ganó un lugar entre los más aborrecidos de México. En los últimos años los personajes más populares representados en las máscaras han sido el expresidente Carlos Salinas de Gortari; la antigua líder sindical de los maestros Elba Esther Gordillo; el opositor de izquierda Andrés Manuel López Obrador; el presidente Enrique Peña Nieto; y el presidente de EE UU, Barack Obama.

La celebración del Día de Muertos en México es el 1 de noviembre. En esta fiesta los mexicanos honran la memoria de sus amigos y familiares muertos a través de altares dedicados a ellos. Sin embargo, en las últimas décadas la fiesta de Halloween, del 31 de octubre, ha sumado adeptos en algunas ciudades mexicanas. Algunos niños acuden a las escuelas disfrazados de personajes del cine de terror y también hay fiestas donde el disfraz es obligatorio. El sincretismo entre las costumbres mexicanas y las estadounidenses convergen en esta fiesta.

Más información