Luis Tosar: "Puedo verme en 'Ma Ma' porque salgo menos que Penélope"

El gallego más intimidante del cine español muestra su lado tierno en la nueva película de Julio Medem, de estreno hoy

Getty Images

Luis Tosar (Lugo, 1971) tiene tres Goyas en su casa. Entre el año pasado y este ha estrenado entre otros títulos El NiñoMusarañas, A cambio de nada. este mes llegan al cine dos películas que cuentan con él en su reparto: El desconocido y Ma Ma. Esta última es la nueva de Julio Medem y la que devuelve a Penélope Cruz a un personaje principal en español desde hace seis años. En ella, Tosar despliega su lado más sensible y frágil en el papel de Arturo, un padre que pierde a su familia y que encuentra refugio al lado de Magda (Penélope Cruz), a la que acompaña en la batalla contra el cáncer.

P. ¿Cómo afrontó la llamada de Julio Medem?

Luis Tosar, Penelope Cruz y el director Julio Medem presentando la película 'Ma ma' en el hotel Ritz-Carlton el pasado mes de julio en Tenerife.
Luis Tosar, Penelope Cruz y el director Julio Medem presentando la película 'Ma ma' en el hotel Ritz-Carlton el pasado mes de julio en Tenerife.Getty Images

R. Sabes en qué mundo se maneja y desde dónde construye las películas y el ejercicio que haces es para incorporarte a esa dinámica lo antes posible. Es cierto que cada vez hay menos oportunidades de trabajar con autores en el mundo del cine. Los directores-autores son cada vez más escasos por cómo ha ido evolucionando la industria en España.

P. ¿Qué es lo que más le atrajo del proyecto?

Portada de 'Ma Ma', la nueva película de Julio Medem, protagonizada por Luis Tosar y Penélope Cruz.
Portada de 'Ma Ma', la nueva película de Julio Medem, protagonizada por Luis Tosar y Penélope Cruz.

R. El guion me pareció maravilloso, me emocionó mucho sobre todo el personaje de Magda, esa forma de enfrentarse al dolor y de qué modo lo hacía, con ese sentido del humor. Me hizo mucha ilusión trabajar con él y que el proyecto tuviera a Penélope. Me pareció que la unión entre el cine de Julio, que es ese mundo simbólico que está siempre navegando por encima de la realidad y que surge de alguna imagen del inconsciente, y el mundo de actriz de carácter y terrenal de Penélope Cruz era una mezcla muy curiosa que podía funcionar muy bien.

P. ¿Cómo ha sido trabajar con Penélope?

R. Durante todo el rodaje hemos asistido a un espectáculo increíble con Penélope haciendo este personaje, porque hacía cosas brutales. Es muy generosa, muy cómplice, muy buena. Hizo muy de mamá en el sentido de que nos acogió a todos en el nido, también como productora, era su proyecto, su película, fue muy placentero.

P. ¿Qué hace cuando acaba una película ? ¿No las ve, o suele verlas varias veces…?

R. A veces las veo una y no mucho más. Depende de la película.

P. ¿Le cuesta verse?

R. Me cuesta y tampoco me parece interesante, prefiero ver a otra gente. En esta película aún bueno, porque hay un trabajo brutal de Penélope y está mucho en la película. Es peor en otros casos cuando en la película estas en todas las escenas y resulta cansino verse a uno mismo. A veces hay algún pase en el que te apetece ver tu película con público, pero casi estás más en cómo lo recibe la audiencia que en la película.

P. Este mes también estrena El desconocido, que ha estado presentando en el Festival de Venecia esta misma semana.

R. El desconocido es una película muy intensa, en otra onda distinta a Ma Ma. Es mucho más adrenalínica, dentro de las convenciones del thriller, y ahí sí que tengo una exposición total. Es justo una película que a mí me cuesta ver y me cuesta digerir porque estoy en el 99% de los planos. El primer visionado fue para mí como una especie de atentado terrorista, era como decir “¡Hostia, no puedo!, no puedo verme ya más tiempo". Era un exceso, una sobreexposición, porque hay ya un punto en el que te saturas de observarte a ti mismo, estás buscando muchas cosas, si salió bien o no, y si no está bien… ya empiezas en un proceso crítico, tienes que ir lidiando con tus propias exigencias y no es sencillo hacerlo, sobre todo si estás mucho tiempo, porque no tienes descanso para toda esa tormenta que está sucediendo. En Venecia ya la pude disfrutar un poco más. Fue bonito verla con el público, que te arropa y descansas en sus reacciones.

P. Hace poco S Moda entrevistaba a Maribel Verdú y uno de sus comentarios se convertía en titular: “¿Por qué nadie le pregunta a Luis Tosar por qué no quiere tener hijos?”. ¿Qué opinas de su frase?

R. Es una frase muy bien lanzada y además es real, las actrices están sometidas a una observación y a un juicio constante en comparación con los hombres. Es una situación muy injusta desde el momento en que además hay muy pocos papeles protagonistas para ellas a partir de determinada edad que por desgracia es bastante temprana, es decir, con treinta y pico o cuarenta ya para una actriz es una edad complicada, pero no solo en la industria española, en todas… en la de Hollywood se ve claramente, ¿cuántas actrices maduras trabajan? Meryl Streep y otras dos más, y a partir de ahí olvídate. No hay ninguna industria más bestia que la yanqui así que imagínate en una industria más pequeña como la que nosotros trabajamos. Hay temas como la maternidad en las que se da por sentado que es un ciclo y tiene que ser así, y hay muchas mujeres que han tomado la opción de no ser madres e imagino que es duro que te estén preguntando algo que es una opción de vida.

P. ¿Cuál es su siguiente objetivo?

R. Intentar seguir viviendo de esto. Cuando llegas a estar bien situado y parece que las cosas funcionan uno empieza a pensar que a ver cuánto dura esto, y empieza a darle vueltas a lo que creo que es la parte mas difícil de esta carrera que es mantenerse. En el proceso de llegar uno está tan metido en que tiene que ir a algún sitio, con metas y ambiciones artísticas… pero llega un momento en el que estás algo que parece cómodo y tienes que buscar cómo mantener el interés ya no solo para los demás, si no también para uno mismo. Si tienes un factor suerte importante, que es algo esencial en esta profesión, pues van llegando proyectos en los que uno se ilusiona como el primer día y que sean un reto especial para trabajar. Para mí Ma Ma lo ha sido. Era un personaje muy frágil que la gente no está acostumbrada a ver en mí y en ese sentido era una cuenta pendiente. Uno parece que tiene una carrera un poco consolidada pero no dejas de demostrar en cada trabajo si la cosa funciona o no.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS