Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
7 fotos

Cinco películas para los que este verano tampoco han ligado

Una experta en cine y psicoterapia propone un filme para casa causa. ¿Cuál fue la suya?

  • "Durante el verano parece que nos proponemos cumplir todos los deseos que no hemos conseguido a lo largo del año", expone, según lo que ve en consulta, Mercedes Martínez Moreno, criminóloga y psicoterapeuta, creadora de MEDI-CINE (www.medi-cine.es). "Y muchos tienen que ver con el amor", continúa. Los rollitos de verano forman parte de esos anhelos, pero no siempre se consiguen. ¿Hay que interpretar su ausencia como un fracaso? La experta se niega a ello, y propone cinco filmes que a veces son un consuelo, otras una esperanza y en ocasiones una reprimenda por no haberlo hecho demasiado bien. Cuando el cine es un psicólogo…
    1"Durante el verano parece que nos proponemos cumplir todos los deseos que no hemos conseguido a lo largo del año", expone, según lo que ve en consulta, Mercedes Martínez Moreno, criminóloga y psicoterapeuta, creadora de MEDI-CINE (www.medi-cine.es). "Y muchos tienen que ver con el amor", continúa. Los rollitos de verano forman parte de esos anhelos, pero no siempre se consiguen. ¿Hay que interpretar su ausencia como un fracaso? La experta se niega a ello, y propone cinco filmes que a veces son un consuelo, otras una esperanza y en ocasiones una reprimenda por no haberlo hecho demasiado bien. Cuando el cine es un psicólogo…
  • Dos amigas y vecinas observan la ciudad cenando plácidamente en su balcón durante el verano hasta que, por accidente, aparece un hombre que se vincula apasionadamente a una de ellas, tratándola con bastante desprecio. La que se queda sola se siente abatida, no tanto por no haber sido la elegida sino por perder a su amiga y comprobar lo que ella es capaz de soportar por un amante que resulta estar casado y tener alergia al compromiso. Es un hombre tan ruidoso y molesto como un mosquito a la hora de la siesta. Con lo bien que se duerme en silencio y con la ventana abierta…\rnEs su película si aún duda sobre si se pasó de exigente: probablemente, no lo hizo.
    2‘Un verano en Berlín’ (Andreas Dresen, 2005) Dos amigas y vecinas observan la ciudad cenando plácidamente en su balcón durante el verano hasta que, por accidente, aparece un hombre que se vincula apasionadamente a una de ellas, tratándola con bastante desprecio. La que se queda sola se siente abatida, no tanto por no haber sido la elegida sino por perder a su amiga y comprobar lo que ella es capaz de soportar por un amante que resulta estar casado y tener alergia al compromiso. Es un hombre tan ruidoso y molesto como un mosquito a la hora de la siesta. Con lo bien que se duerme en silencio y con la ventana abierta… Es su película si aún duda sobre si se pasó de exigente: probablemente, no lo hizo.
  • Tres hermanas comparten confidencias durante el verano mientras preparan la celebración de un evento familiar. Abandonar la tiranía del reloj facilita la creación de espacios de intimidad donde exponerse al gran gesto de libertad emocional, a la entrega. El calor, la sombra fresca, las tormentas de estío, la piel expuesta, el tiempo para bailar, para cocinar… Todos estos elementos favorecen el despertar de la sensualidad, de forma lenta y desacelerada, para que el corazón no se haga trizas.rnEs su película si requiere ritmos más pausados que el tronar de un chiringuito.
    3‘Pleno verano’ (Tran Anh Hung, 2000) Tres hermanas comparten confidencias durante el verano mientras preparan la celebración de un evento familiar. Abandonar la tiranía del reloj facilita la creación de espacios de intimidad donde exponerse al gran gesto de libertad emocional, a la entrega. El calor, la sombra fresca, las tormentas de estío, la piel expuesta, el tiempo para bailar, para cocinar… Todos estos elementos favorecen el despertar de la sensualidad, de forma lenta y desacelerada, para que el corazón no se haga trizas. Es su película si requiere ritmos más pausados que el tronar de un chiringuito.
  • Teresa (50 años) viaja sola a Kenia en busca de amor. Allí encuentra muchos hombres receptivos a un atractivo, el suyo, que creía perdido en Austria, su país de origen. Su carencia afectiva e inmadurez emocional hacen que tarde en comprender que se trata de una simple transacción: sexo a cambio de dinero. Hay paraísos tropicales, paraísos fiscales y también paraísos sexuales donde el turista puede llegar a convertirse en un depredador o en un cazador cazado como le ocurre a Teresa. Tanto ella como sus amantes son víctimas de la precariedad en distintos aspectos, lo que les hace coincidir ocasionalmente de un modo patético y poco ético en el periodo estival.rnEs su película sí dijo "no" a aquel viaje que tanto prometía.
    4‘Paraíso: amor’ (Ulrich Seidl, 2013) Teresa (50 años) viaja sola a Kenia en busca de amor. Allí encuentra muchos hombres receptivos a un atractivo, el suyo, que creía perdido en Austria, su país de origen. Su carencia afectiva e inmadurez emocional hacen que tarde en comprender que se trata de una simple transacción: sexo a cambio de dinero. Hay paraísos tropicales, paraísos fiscales y también paraísos sexuales donde el turista puede llegar a convertirse en un depredador o en un cazador cazado como le ocurre a Teresa. Tanto ella como sus amantes son víctimas de la precariedad en distintos aspectos, lo que les hace coincidir ocasionalmente de un modo patético y poco ético en el periodo estival. Es su película sí dijo "no" a aquel viaje que tanto prometía.
  • Jack vive encerrado en si mismo. Por eso un amigo decide organizarle una cita a ciegas. El encuentro resulta esperanzador y la pareja fija otra cita. Hasta ese momento, Jack recibe el asesoramiento de su amigo para convertirse en la mejor persona posible y conquistar a Connie. Sin embargo, el amigo de Jack es incapaz de ayudarse a sí mismo y reconquistar a su esposa. A veces ofrecemos a otros lo que no somos capaces de darnos a nosotros mismos.rnEs su película sí se volcó en su papel de celestina, olvidando las necesidades propias.
    5‘Una cita para el verano’ (Philip Seymour Hoffman, 2010) Jack vive encerrado en si mismo. Por eso un amigo decide organizarle una cita a ciegas. El encuentro resulta esperanzador y la pareja fija otra cita. Hasta ese momento, Jack recibe el asesoramiento de su amigo para convertirse en la mejor persona posible y conquistar a Connie. Sin embargo, el amigo de Jack es incapaz de ayudarse a sí mismo y reconquistar a su esposa. A veces ofrecemos a otros lo que no somos capaces de darnos a nosotros mismos. Es su película sí se volcó en su papel de celestina, olvidando las necesidades propias.
  • El director ya nos había contado en una cinta anterior con los mismos actores ('Antes del amanecer', 1995) la historia de unos jóvenes que tras un flechazo en un tren juran encontrarse seis meses más tarde. No lo cumplen y es ahora, nueve años después, cuando se tropiezan y certifican de nuevo su amor. Cuando se conocieron se imaginaban el futuro, ahora han llegado a él. Un encuentro fortuito en verano puede llevarnos a un gran amor con sus luces y sus sombras, un amor real de largo recorrido.rnEs su película si cree que por que el otoño está a la vuelta de la esquina ya está todo perdido: se equivoca.
    6‘Antes del atardecer’ (Richard Linklater, 2004) El director ya nos había contado en una cinta anterior con los mismos actores ('Antes del amanecer', 1995) la historia de unos jóvenes que tras un flechazo en un tren juran encontrarse seis meses más tarde. No lo cumplen y es ahora, nueve años después, cuando se tropiezan y certifican de nuevo su amor. Cuando se conocieron se imaginaban el futuro, ahora han llegado a él. Un encuentro fortuito en verano puede llevarnos a un gran amor con sus luces y sus sombras, un amor real de largo recorrido. Es su película si cree que por que el otoño está a la vuelta de la esquina ya está todo perdido: se equivoca.