Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martirologio

Mas ha conseguido que una parte muy sensible de los catalanes piense que votarle el 27-S es votar a Cataluña

De Artur Mas se ha escrito ya mucho. A mí me gustaría que no me entraran deseos de hacerlo más veces. Pero no puedo evitarlo. Lo que pasa es que no puedo poner remedio a semejante perversión porque no sé cuál es su origen, que sería tanto como saber por qué una parte considerable del electorado catalán le vota.

¿Será por su sonrisa ladeada que recuerda vagamente a la de Victor Mature, el peor actor de la historia del cine, incluyendo a Arturo Fernández? Creo que no. Pero entonces, ¿dónde reside su grandeza? Porque es una grandeza, no hay duda. Una parte muy sensible, que puede acercarse al 50% de los catalanes, piensa que votar a Mas el 27-S es votar a Cataluña. Mucho, cartucho.

Yo tiendo, después de mucho pensar, a considerar que hay un alma masoquista en Cataluña, que hace que los votantes piensen que tienen una especie de santo, de esos que son tan santos, tan santos, que acabarán convirtiéndose en mártires. Antes, los mártires los hacía algún tipo sanguinario, como Franco, que seleccionaba el lugar del crimen, por ejemplo, Montjuïc, que era también un lugar desde el que se bombardeaba muy bien Barcelona, no había quien fallara un tiro desde ahí. Pero parece ser que lo de matar presidentes catalanes ya no está de moda.

El esfuerzo ahora lo tiene que hacer el aspirante a mártir casi solo. A mí me parece injusto. Yo creo que las decisiones, los llamamientos, los desplantes de Mas, no podrían nunca justificar acciones que superaran en violencia una pitada a la barretina, por ejemplo.

Pero Mas está empeñado en provocar una crisis con la mitad de los catalanes que no quieren verle como un mártir, que tendrán que pelear con la otra mitad que desean un mártir más contemporáneo que Companys.

Algunos periodistas y otra gente (esos sí) decente crearon un premio anual, que hace mucho tiempo que no se entrega, al tonto contemporáneo.

¿Y si llegamos a un acuerdo para volver a convocarlo? Yo prefiero votar eso para Mas, antes que colaborar en que sea un mártir. Y si hay que cambiarle el nombre al premio, para que sea menos cáustico, pues se le cambia. Pero yo le voto.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.