Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Medidas inútiles

Lo que está pasando con Grecia tras el duro acuerdo aprobado la semana pasada demuestra que no se equivocaba mucho Yanis Varoufakis cuando manifestaba su opinión sobre las actitudes del FMI sobre el país heleno. Las duras condiciones del nuevo acuerdo dejan patente una vez más el lado más intransigente de la troika, que, aprovechando la debilidad actual del país y su urgente inyección de liquidez, ha impuesto un nuevo pacto que ignora todo lo que el pueblo griego votó en el pasado referéndum. ¿Es que no ha quedado claro ya que el camino de la austeridad no funciona?

Tengo la sensación de que la troika sabe desde hace tiempo que Grecia no puede, ni podrá pagar en un futuro próximo, su deuda si siguen sometidos a estas condiciones durísimas que ahogan económicamente a sus ciudadanos, pero se niega a considerar otra posible solución. En Bruselas se niegan a reconocer que se han equivocado, que el camino de los recortes no ha traído la recuperación económica que prometieron y, lejos de rectificar, insisten una y otra vez con las mismas medidas caducas e inútiles, intentando hacernos creer que son la única alternativa.— Inés López Pérez. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.