Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Un pacto por la educación

La educación en España está en barbecho desde hace tiempo como consecuencia de su politización. En los últimos 45 años se han elaborado siete leyes: un vaivén nada beneficioso. ¿Para cuándo un pacto de Estado por la educación que reduzca al mínimo las diferencias curriculares entre las comunidades autónomas, mejore las competencias profesionales y reduzca el fracaso escolar? Sería también imprescindible aprovechar la experiencia del profesorado en el diseño de los nuevos currículos de formación profesional y ajustar, a su vez, la oferta formativa a los nuevos perfiles profesionales que necesitan las empresas. Se ha estado en ocasiones cerca de lograrlo, ¿es tan difícil ponerse de acuerdo? Quizás alguien generoso y con atribuciones lo medite. Ojalá. Profesores y alumnos se lo agradeceríamos; aumentaría su empleabilidad y la competitividad de nuestra economía, reduciendo las elevadas tasas de desempleo. ¿Y no es precisamente eso lo que buscamos todos desde hace años?— Marta Oliván Bascones.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.