Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Correo

¿El fútbol?

El fútbol presenta aspectos buenos, a pesar de que los trapos sucios que lleva cosidos en demasiadas costuras lo conviertan en “ una mafia”

Carta de la semana: ¿El fútbol?

Quién me iba a decir que el fútbol podría darme lecciones para la vida... Un artículo de la sección de Psicología utilizaba (24 de mayo) este deporte universal como base de datos a la hora de seguir unas pautas para vivir lo mejor posible. Como se ve, ese deporte presenta aspectos buenos, a pesar de que los trapos sucios que lleva cosidos en demasiadas costuras lo conviertan en “ una mafia”. Lo importante es jugar… la vida es un juego.

Yolanda Díez García. León

Problemas del bilingüismo

Como profesor de Secundaria que conoce de cerca el programa de educación bilingüe (incluso en aquella versión supuestamente excelsa del concierto con el British Council), puedo afirmar que Javier Marías, aunque hable de oídas, ni miente ni exagera sobre los problemas del bilingüismo que abordaba en su columna del pasado 17 de mayo. Ignoro a qué obedece el fervor con el que algunos profesores han abrazado algo que es un puro disparate (¿a santo de qué un adolescente tiene que aprender la geografía y la historia de su país en una lengua que no domina él ni tampoco domina el enseñante?), pero sospecho que se debe a nuestro ancestral papanatismo, esto es, complejo de inferioridad. Además, cartas de apoyo que se han publicado aquí pasan de lado deliberadamente sobre lo que es en verdad dañino del bilingüismo: el perjuicio que causa al nivel curricular de los alumnos y el que más gravemente causa a la competencia en lengua castellana. Y sobre esto caben pocas dudas. Los alumnos mantienen conversaciones sencillas en inglés, ciertamente, pero sus conocimientos han caído en picado y su propia lengua casi hay que traducírsela.

Rafael del Pino Molina. Madrid

Discos y portadas

Agobiado y martirizado por la fama y la gloria, Gabriel García Márquez manifestó el anhelo de dedicarse solo a “las canciones de los Rolling Stones, la Revolución Cubana y cuatro amigos”. Los Rolling nunca han renegado de tal notoriedad; más bien la han buscado y disfrutado en el Olimpo con su música, sus agitadas vidas y sus anécdotas, como la que contaba Rafa Cervera en su jugoso artículo del 24 de mayo sobre una de las portadas de disco más famosas de la historia: el Sticky Fingers con su poderosa pelvis. Los musicólogos mantienen vivo el espíritu de la corriente más alternativa y nos mostraron que había vida más allá de la música comercial o rancia en un país que aún no había despertado. Ni siquiera pudimos disfrutar de esa provocadora portada en su tiempo, sustituida por la censura.

Julia Navas Moreno. Gijón


Póngase en contacto

El País Semanal invita a sus lectores a manifestar sus opiniones o comentarios acerca de los contenidos de la revista. Pueden enviar sus mensajes a elpaissemanal@elpais.es o por correo a:

El País Semanal

Miguel Yuste, 40

28037, Madrid

Y pueden seguirnos en:

Facebook

Twitter

Instagram