Tiembla, Messi: seis 'cracks' de la Copa Mundial Femenina de Fútbol

El campeonato, que se celebra en Canadá, es una ocasión inmejorable para ver deporte del bueno. Estas son las galácticas que hay que seguir

Marta Vieira, en un partido con Brasil, considerada la mejor jugadora del mundo.
Marta Vieira, en un partido con Brasil, considerada la mejor jugadora del mundo.Getty

Puede que el mundo se divida (o España, al menos) entre quienes están del lado de Messi y quienes secundan a Ronaldo. Una visión que, como poco, ignora el potencial del fútbol femenino. Aunque Joseph Blatter, expresidente de la FIFA, se empeñara en decir que la mejor manera de promocionarlo era dotando a las jugadoras de prendas más ajustadas, el Mundial de Fútbol Femenino de Canadá 2015, que arrancó el pasado 6 de junio (con una mecánica similar a la del Mundial masculino: una fase de grupos y eliminatorias desde octavos), puede acaparar nuestra atención por motivos meramente deportivos. El balompié de las chicas cuenta con sus propias cracks a las que cualquier aficionado no debería perder de vista en el transcurso del torneo.

La francesa Louisa Nécib, en un partido con su selección.
La francesa Louisa Nécib, en un partido con su selección.Getty

Louisa Nècib (Francia): la clase de Iniesta

La estadounidense Alex Morgan en una sesión fotográfica.
La estadounidense Alex Morgan en una sesión fotográfica.

En su país comparan a esta centrocampista del Olympique de Lyon con Zinedine Zidane, así que no hay razón por la que nosotros no podamos compararla con el cerebro de La Roja. Cuando se lesionó en febrero durante un amistoso contra Estados Unidos algunos en el país vecino se encogieron del susto; por suerte, en poco tiempo estaba de nuevo sobre el césped dirigiendo a su equipo. Con una técnica espléndida y una visión del juego privilegiada, Nècib, de 28 años, destaca sobre todo por su control de balón: una vez que lo coge resulta prácticamente imposible que alguien se lo quite. En anteriores torneos, la selección femenina de Francia, de la que siempre se espera tanto, no ha dado la talla; veremos si este es su Mundial.

Nadine Angerer, primer portero (mujer o hombre) Balón de Oro de la historia, con Ronaldo, en la gala de enero de 2014.
Nadine Angerer, primer portero (mujer o hombre) Balón de Oro de la historia, con Ronaldo, en la gala de enero de 2014.Getty

Alex Morgan (EEUU): la potencia de Ronaldo

Becky Sauerbrunn, el muro defensivo de Estados Unidos.
Becky Sauerbrunn, el muro defensivo de Estados Unidos.Getty

A Alex Morgan le ocurre lo mismo que a CR9: levanta casi las mismas pasiones por su calidad sobre el terreno de juego que por su imponente físico. Cosa que a ella no le hace demasiada gracia (sesiones en bikini para Sports Illustrated aparte). “He tenido que soportar el machismo muchas veces, y las que me quedan”, declaró a la revista Time. “Creo que debo dar la cara por las deportistas femeninas. En el evento de la FIFA de 2012 Joseph Blatter ni siquiera sabía quién era yo. Y me habían reconocido como la tercera mejor del mundo. Fue bastante chocante”. De su olfato goleador depende el buen papel que se espera de Estados Unidos, una de las selecciones favoritas.

Verónica Boquete besa la copa de la Champions, que conquistó el pasado mayo en Berlín con su equipo, el FFC Frankfurt.
Verónica Boquete besa la copa de la Champions, que conquistó el pasado mayo en Berlín con su equipo, el FFC Frankfurt.Getty

Nadine Angerer (Alemania): los galones de Iker Casillas

Marta Vieira posando en una playa de Brasil.
Marta Vieira posando en una playa de Brasil.Getty

Es la canciller alemana de los tres palos. Seguramente la recordarán recogiendo, sombrero en ristre, el Balón de Oro en 2014: el primer portero, hombre o mujer, que ha recibido este galardón (para desgracia de Casillas). Muy segura y con carácter, Angerer empezó como delantera, y pasó muchos años como portera suplente hasta que la lesión de la titular le brindó su gran oportunidad. Que no desaprovechó: al frente de su selección ganó la final del Mundial de 2007, en la que incluso paró un penalti a la estrella brasileira Marta Vieira. A sus 36 años, aún pueden esperarse de ella grandes cosas. Su némesis en la portería es la estadounidense Hope Solo, mediática sobre todo por asuntos extradeportivos: sus imaginativos selfies porno, aireados por un hacker, han fomentado su fama de chica sexy.

Becky Sauerbrunn (EEUU): la seguridad de Sergio Ramos

En el fútbol femenino, la selección de Estados Unidos no es la aparente comparsa de su equivalente masculino. De los seis campeonatos celebrados hasta ahora ha ganado dos y ha sido finalista de otro. La buena reputación reciente de este equipo se debe, en parte, a Becky Sauerbrunn, a quien muchos consideran la mejor defensa del mundo. Sin ser tan conocida como sus compañeras Hope Solo y Alex Morgan, esta zaguera de 29 años debutó con su equipo nacional en 2008 dándolo todo: terminó con la nariz rota. Este 2015 ha jugado cada minuto de todos los partidos disputados por la selección made in USA, lo que da la medida de su papel fundamental en el esquema táctico.

Verónica Boquete (España): el talento de Neymar

La capitana española, hasta ahora delantera del Frankfurt, anunció poco antes del Mundial que había fichado por el poderoso Bayern de Munich. Se la rifan: desde que despuntó en España (en el RCD Español), ha jugado en equipos de Estados Unidos, Rusia, Suecia y, ahora, Alemania. Va de maravilla con ambos pies y lo mismo vale para dar asistencias magistrales que para marcar. Boquete, que en las votaciones para el Balón de Oro de 2014 quedó en octava posición, se presenta en su cuenta de Twitter con este lema: “Sueña para vivir, vive para jugar, juega para ganar”. El pasado abril fue nominada a mejor futbolista por la BBC por su "elegancia, clase, técnica, influencia y, sobre todo, calidad".

Marta Vieira (Brasil): la clase de Messi

El 10 de la selección canarinha es esta habilidosísima delantera, probablemente la futbolista más famosa del mundo, elegida cinco años seguidos Jugadora del Año por la FIFA. El mítico O Rei dijo de ella que es “Pelé con falda”. A sus 29 años, ha declarado a Sports Illustrated: “Es obvio que ya no puedo correr 90 minutos con la misma intensidad que cuando tenía 18 o 20 años, pero lo compenso leyendo mejor las situaciones del juego”. Pese a todo, lo máximo que ha conseguido Brasil en un Mundial es un subcampeonato en 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50