Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por PILAR JERICÓ

Cuál es la materia de nuestros sueños

Cuál es la materia de nuestros sueños

Decía Shakespeare que “estamos hechos de la materia de nuestros sueños” y quizá tenga razón. Con nuestros sueños construimos futuros y vamos dibujando nuestras decisiones para poder alcanzarlos. Los sueños son nuestra brújula, pero esta no sirve por sí sola para realizar una travesía. Hacen falta recursos, aunque sea de tiempo, arriesgar, cruzar acantilados que unen lo real con lo deseado y, a veces, la ayuda de otras personas. Y además de todo lo anterior, requieren de una gasolina especial: nuestra pasión y nuestra fuerza para despertar ese ser nuestro invencible, que no “hay quien lo pare”, como dice Mario Alonso Puig, escritor y conferenciante. Esa misma pasión que ayudó a Steve Jobs a levantarse de las múltiples caídas, como reconoció poco tiempo antes de morir.

Cuanto más nos enamore nuestro sueño, más capacidad tendremos de seducirnos y de arriesgarnos en ese acantilado que a veces puede parecer un foso con cocodrilos en forma de miedos. Por ello, necesitamos sueños que nos cautiven, que nos despierten por dentro. Sin olvidar que ayudar a otros es también un bonito sueño, que nos hace especialmente felices, como se demostró en la Universidad de Israel. Uno de los colectivos que generalmente reciben ayuda son los discapacitados mentales. En dicha universidad se desarrolló un proyecto distinto: se pidió que fueran ellos quienes ayudaran a otras personas. Pasadas varias semanas, se comprobó que sus índices de satisfacción personal habían incrementado considerablemente. No cabe duda que ayudar a otros nos da alas para sentirnos más plenos, por eso, nuestra felicidad no solo se ha de basar en conseguir nuestros sueños sino en ayudar a otros a que también los alcancen. Pues bien, con esta filosofía, tenemos una aplicación para móviles, ‘Feeldreams’, - www.feeldreams.org -, gratuita y sin ánimo de lucro, que nos permite hacer una radiografía de la materia de nuestros sueños y, por qué no, de ayudar a otros. Y el padre de la criatura es, cómo no, un soñador.

Jesús Vega ha sido capaz de atravesar múltiples “acantilados” en su propia vida personal. Fue director de Recursos Humanos en Inditex y dejó todo para dar la vuelta al mundo con una mochila. Años después, se ha lanzado a crear una aplicación, que tal como la define su creador, “sirve para prestar atención a las pocas cosas que son importantes en la vida: que se cumplan nuestros sueños”.

‘Feeldreams’ ya ha recibido los sueños de más de cuatro mil personas de diferentes partes del planeta. Lo bonito de esta app es que está basada en la colaboración. Cada usuario puede incluir su sueño, y son los demás usuarios los que le ayudarán a conseguirlo. Cuanto más ayuda proporcione cada usuario a otras personas, aumentará proporcionalmente su ‘karma’, y sus deseos se harán más visibles a los demás.

Esta iniciativa nos ofrece datos muy curiosos que nos ayudan a conocer con qué soñamos, ya que divide en categorías nuestros sueños. ¿Y con qué lo hacemos? La formación y el empleo ganan la puntuación con un 24 por ciento. Muchos mensajes se dirigen a conseguir un trabajo mejor o a estudiar fuera del país de origen. El siguiente grupo ganador son los viajes, con un 11 por ciento; seguido de dejar una huella social y mejorar nuestro ocio, con un 10 por ciento. Termina el ranking el amor (9%); la aventura (8%); el arte y cultura (8%); los deportes (6%) y el resto, otros. Por tanto, no es de extrañar que en una situación de crisis o de salida de la misma, las personas que no tengan trabajo lo anhelen, muy por encima de cualquier otro sueño. Así pues, parece que la materia de nuestros sueños tiene un punto de partida importante: en la medida que podamos cubrir necesidades básicas, seremos capaces de dejar nuestra imaginación volar con más fuerza.

“El futuro pertenece a quien cree en la belleza de sus sueños”

Anna Eleanor Roosevelt

En definitiva, todas las personas tenemos la capacidad de soñar, es algo que rejuvenece nuestra alma. En la medida que nos ilusionemos con nuestros sueños, podremos encontrar la fuerza para tomar decisiones; y en la medida que ayudemos a otros, podremos sentirnos mucho más satisfechos con nosotros mismos. Ojala todos nos atrevamos a verbalizar nuestros sueños y a tener el coraje de atravesar los acantilados que nos separan de ellos.

Comentarios

Nos ha encantado este post, por la enorme puerta que abre. Una de las bases de la Felicidad es esa: hacer felices a los demás. Conozco un grupo de jóvenes músicos, que se agruparon para hacer su propia Orquesta Sinfónica,dado que las autoridades de la ciudad donde viven no les ofrecían ni pasantías en la Orquesta Sinfónica oficial. Su primera meta fue adquirir una fotocopiadora para uso de todos los estudiantes de su Conservatorio. Luego han destinado los fondos que logran recibir por sus actuaciones a adquirir instrumentos para aquellos músicos que no los poseen . Y la verdad es que le estan cambiando la vida a unas cuantas familias.
Aquí está la receta para alcanzar tus sueños: http://wp.me/p5lqd6-jCY por cierto, mi mayor apoyo a que las personas con discapacidad tengan derecho a ser voluntarias en actividades en favor de los demás. En Navarra, lo ejercen. Así no son solo beneficiarias "pasivas" de programas de voluntariado. Eso les hace (y nos hace) soñar...
¡Un fuerte saludo a Pilar Jericó por su formidable artículo !Expone con claridad el complejo tema de lo que es soñar. El sueño forma parte del misterio de la Vida... En efecto, algunos grandes científicos han obtenido en sueños importantes aplicaciones a la realidad teórica y práctica. Lo mismo ocurre con artistas, en especial con sus creaciones en dramas musicales. Gracias a los sueños la realidad se hace mas agradable y mas soportable.
Yo conozco a una pequeña cientifica que ha hecho una pequena, pero importante descoberta en un sueño
Preciosa la iniciativa que cuentas Bergante. De hecho, cuando hacemos felices a otros tocamos un sentido de trascendencia muy enriquecedor. Efectivamente, José, todos podemos ayudar más allá de nuestras condiciones físicas e incluso psíquicas. Ramón, Venecia, cierto, muchos científicos y artistas obtienen respuestas o crean sus obras al hilo de sus sueños. Y muchas gracias a todos por vuestras aportaciones.
Gracias Pilar, por este artículo tan inspirador y que tan bien define lo que es Feeldreams. Os animo a bajaros la aplicacion en el mobil, a usarla, a compartirla y contarsela a los que tenemos cerca. Muchos sueños si se pueden hacer realidad por medio de la colaboracion, la tecnologia y sobre todo el apoyo de mucha gente que de repente se convierten en amigos. Esa es la magia de la vida. Gracias por seguir soñando en www.feeldreams.org abrazos Jose