Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Nuestro modelo productivo

El crecimiento del PIB que algunos venden como milagroso es un parche y de los malos. El principal problema de nuestra economía se llama modelo productivo tercermundista. Un modelo mantenido a base de deuda cuando nos daban crédito, y ahora a base de bajadas salariales y recortes. Llevamos años viviendo en un cuento, ese que decía que era posible estar en la Champions League de las economías gracias al martillo, el pico y las piedras. Perdón, los ladrillos. Ganar en productividad sin bajar salarios y sin tocar unos tipos de interés que no controlamos requiere valentía, tiempo e interés de Estado. Valentía para cambiar nuestro modelo productivo hacia otro tipo de sectores sabiendo que harán falta reformas poco rentables electoralmente a corto plazo; tiempo para que lo sean; e interés de Estado para colocarlo por encima del partidista.— José Ramón Ceballos Garnelo. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.