Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CORREO

Impactante portada

Nunca entendí cómo una creencia religiosa en cualquier dios puede ser protegida por el crimen o el terror

Carta de la semana: Impactante portada

Me impresionó la portada de El País Semanal del 3 de mayo. En ella, una metralleta ampara el artículo sobre el yihadismo del Estado Islámico. Nunca entendí cómo una creencia religiosa en cualquier dios puede ser protegida por el crimen o el terror. Sin embargo, la vida real te hace ver que es así. Al leer en el reportaje el proceso del yihadismo, uno se da cuenta de que nos falta información. Pero lo cierto es que ya existe y es la gran amenaza contra el mundo en el futuro inmediato.

Cesar Moya Villasante. Madrid

Califato del terror

Después de leer en esta revista el espléndido reportaje sobre el Estado Islámico, solo se me ocurre una idea: el trío de las Azores hizo un pan como unas hostias. Pueden estar orgullosos.
Javier Arriaga. Sevilla

Procesiones

Considero “poco noble” el artículo Siniestro total, de Javier Marías (El País Semanal, 3-5-2015), para quienes apreciamos todos los valores culturales (incluidos los religiosos) del pueblo español. El patrimonio histórico-cultural que hemos heredado es también religioso. No lo podemos negar ni ocultar. Algo hay de fe –y mucha vida– en esas procesiones de Semana Santa de las que habla el autor. Estas públicas manifestaciones expresan sentimientos íntimos de todo corazón humano.

Sinesio Rodríguez Santamarta (Sacerdote). Correo electrónico

Semana de pasión

Ya echaba de menos el artículo de Javier Marías acerca de las procesiones. Leyéndolo, por fin me he decidido a proponerle la única solución que, según creo, nos queda a los damnificados por semejante sarao. Recemos durante los días previos a esa semana llamada santa, sí, recemos pidiendo lluvia a todos los dioses y las diosas. Quizá nos hagan caso. A pesar de darse la satisfacción de aparecer en el nodo, digo en el telediario, el llanto supondrá un leve correctivo a su soberbia. ¿No es su intención hacer penitencia? ¡Pues que llueva!

Pedro Provencio. Madrid

La tradición

Es una lástima que Javier Marías pierda por completo su contrastada objetividad siempre que toca el tema de las procesiones. Está en su derecho de que no le gusten y de que le molesten, por supuesto, pero lo que no es de recibo es que haga juicios de valor menospreciando a todos aquellos que no piensan como él al compararlas con algo arcaico e incluso con salvajadas tales como la de la cabra que tiraban por un campanario. Hay cosas que trastornan objetivamente mucho más la vida ciudadana aunque a él no le molesten, como los colapsos que se forman en el paseo de la Castellana cada vez que el Real Madrid, del que Javier Marías es confesado seguidor, juega en el Bernabéu, algo que además no sucede durante una semana al año tal como ocurre con la Semana Santa, sino muchas más veces.

José Carlos Canalda Cámara. Alcalá de Henares (Madrid)

Póngase en contacto

El País Semanal invita a sus lectores a manifestar sus opiniones o comentarios acerca de los contenidos de la revista. Pueden enviar sus mensajes a: elpaissemanal@elpais.es o por correo a:

El País Semanal

Miguel Yuste, 40

28037, Madrid

Y pueden seguirnos en:

Facebook

Twitter

Instagram