Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los deportes que haremos cuando el 'crossfit' se pase de moda

Al seguidísimo entrenamiento de intervalos cortos nadie le planta cara ahora, pero en el futuro puede tener aquí un enemigo

Obra titulada 'Deportes' que el artista Jean Dunand realizó sobre paneles de oro en 1935
Obra titulada 'Deportes' que el artista Jean Dunand realizó sobre paneles de oro en 1935

La salud debería, se supone, estar exenta de moda. Y sin embargo, de un mundo en el que antes las grasas saturadas eran veneno hemos pasado a uno dispuesto a comer algunas de esas. De uno que había aceptado que la quinua era la solución a todos nuestros problemas alimenticios a uno en el que el kale era un regalo de los dioses para nuestros cuerpos. Y de uno en el que la calisténica básica era más que general a otro en el que si no practicas crossfit, entrenamiento en intervalos de alta intensidad con el que se consiguen resultados espectaculares en poco tiempo, es porque te gusta atrofiarte.

Si firmas deportivas como Reebok ya han lanzado al mercado modelos de zapatillas exclusivos para crossfit (la casa firmó por esta práctica en 2010) es que la moda está tocando todo su apogeo. Claro que no hay razón para entrar en modo pánico. Ahí fuera le esperan multitud de nuevas prácticas deseando entrar en el Olimpo de lo mainstream. Atrévase a ser el primero en probarlas y difunda la palabra.

The Grid

Casi recién llegado desde Inglaterra, este nuevo programa de entrenamiento “busca trabajar todas las capacidades físicas del cuerpo de manera global”, explica Isaac Salinas, responsable de entrenamientos del Aragonia de Zaragoza, uno de los gimnasios Virgin Active en España donde se imparte en exclusiva. “Se trata de clases de 30 minutos de duración desarrolladas dentro de una cuadrícula de tamaño 2x2 dibujada en el suelo dentro de la cual cada individuo puede desarrollar cuatro programas diferentes con objetivos específicos: fuerza, coordinación, entrenamiento cardiovascular y perdida de peso. Para ello se usa todo tipo de material como sacos, discos y lanzas olímpicos, balones medicinales…”. De media lo ideal es practicarlo dos o tres días a la semana con una jornada de descanso entre medias cada uno, aunque los acostumbrados a entrenamientos duros pueden practicar sin problema alguna más.

Tire Training

Aunque lo parezca, no es cosa de vascos, sino un tipo de entrenamiento basado en el uso de una o más ruedas de diferente tamaño para desarrollar los ejercicios de la sesión volteándola, arrastrándola, empujándola, golpeándola, usándola como apoyo o incluso saltando encima de ella. “Todo dependerá del tipo de entrenamiento, de los ejercicios que se programen y del propio deportista, pero la fuerza y la potencia son los objetivos para los que más se utiliza este elemento”, nos cuenta Alberto Lázaro, entrenador personal experto en esta disciplina. La frecuencia de uso dependerá del estado de forma del deportista. “Para personas que no entrenen de forma habitual, recomiendo entrenar 2 veces semanales e ir incrementando el número de sesiones progresivamente. Si la persona está entrenada, serán sus objetivos los que determinen el número, que podrían ser cuatro semanales sin problema”. Si le llama la atención, sepa que el material necesario para practicar Tire Traingin no es demasiado. “Lo principal es una rueda grande tipo camión o tractor, y se puede añadir un mazo para golpearla y una cuerda para arrastrarla”, comenta Alberto. “También es imprescindible contar con un espacio amplio y diáfano para poder manipularla con la seguridad de no golpear a nada ni a nadie, aunque tambié se puede usar en el suelo como apoyo de ejercicios tipo salto sin necesidad de moverla de su sitio”.

Freeletics

Un teléfono móvil, tu cuerpo y mucha fuerza de voluntad. Poco más se necesita para apuntarse a este programa de fitness online que ofrece ejercicios simples (que no sencillos) de entre 15 y 45 minutos de duración compuestos por series de burpees, sentadillas, flexiones y sprints que pueden ser realizados en cualquier lugar, ya sea en casa, en un parque o en la habitación de un hotel. De hecho, de ahí viene el ‘free’ del nombre, ya que de elegir qué rutinas se deben realizar cada día se encarga un coach virtual que las selecciona en función de los resultados que se han ido subiendo al perfil. Si usted es de los que sale a entrenar al aire libre y ha visto a algún solitario pegando saltos y sudando mientras miraba el móvil, sepa que no está loco, sino que es uno de esos atletas libres que, de vez en cuando, hace quedadas para compartir entrenamientos en grupo.

PaleoTraining

Y de lo más futurista, que es permitir que el smartphone nos diga qué hay que hacer, pasamos a lo más ancestral, que es copiar el movimiento que realizaban nuestros antepasados cuando tenían que sobrevivir en la naturaleza y que se han perdido con las comodidades de la vida moderna. Eso fue lo que inspiró a los creadores de esta disciplina que utiliza combinaciones de funciones humanas como saltar, empujar o desplazar alejándose de los clásicos sistemas de entrenamiento en los que son los grupos musculares los que marcan el ejercicio. Hay varias salas de entrenamiento donde se puede desarrollar la actividad, aunque también es posible conseguir un método online adaptado al estilo de vida de cada individuo.

Battle Rope

Entrenamiento muy motivante que destaca por su exigencia física, consiste en mover una cuerda gruesa que varía en longitud y grosor dependiendo del deportista y realizar ondas más o menos grandes, a diferentes velocidades y con una o dos manos, e incluyendo o no desplazamientos para adecuar los ejercicios de la sesión a los objetivos del que lo practica. Hay que probarlo para comprobar hasta qué punto es duro. “La principal cualidad que entrenamos es la resistencia, y dependiendo de los ejercicios, a parte podrás trabajar también la potencia, y la tonificación de grupos como las piernas y el abdomen. A la hora de perder peso, si el deportista está entrenado es una herramienta formidable con la que trabajar series de intervalos”, confirma Alberto Lázaro, que tiene en el Battle Rope otra de sus especialidades. “A no ser que el deportista esté muy preparado, recomiendo no usar solo la cuerda para todo el entrenamiento, sino solo en una parte específica, ya que no todo el mundo está preparado para aguantar la subida de pulsaciones que se logra con esta herramienta”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.