Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Salud

La marihuana legal coloca más, pero cura menos

La legalización de esta droga en Colorado (EE UU) ha multiplicado su potencia reduciendo, sin embargo, la presencia de componentes interesantes para la medicina

El cultivo de hasta seis plantas de marihuana para uso particular y el consumo son legales en Colorado (EE UU) desde el año pasado. Ampliar foto
El cultivo de hasta seis plantas de marihuana para uso particular y el consumo son legales en Colorado (EE UU) desde el año pasado.

La legalización de la marihuana tiene un doble efecto: aumenta la potencia de su mayor principio activo, pero disminuye la presencia de sus componentes medicinales. Esas son las principales conclusiones de un análisis de la maría que se vende en Colorado (EE UU), donde el consumo y cultivo de esta droga es legal desde el año pasado.

Tras un referéndum en 2012, Colorado se convirtió en el primer estado de EE UU en legalizar el consumo recreativo de marihuana (otros tres ya lo han aprobado y en una veintena su uso medicinal es legal). La ley, que entró en vigor en enero del año pasado, también permite la tenencia de hasta una onza de maría (unos 28,3 gramos) y el cultivo de hasta seis plantas a los particulares. Su cultivo comercial para su venta en tiendas especializadas también está regulado. Esta legalización se ha convertido en un experimento científico y social para estudiar cómo afectan las leyes del mercado a este producto, ilegal en casi todo el resto del mundo.

La legalización ha tenido un primer efecto beneficioso al obligar a los productores comerciales y ofrecer a los particulares la posibilidad de analizar la calidad de su hierba. Media docena de laboratorios cuentan con autorización de las autoridades de Colorado para recoger y estudiar muestras de marihuana. Sus resultados, un año después, son más que interesantes.

"Hemos visto valores de concentración de THC cercanos al 30%", dice Andy LaFrate, químico y director de investigación de Charas Scientific, uno de los laboratorios autorizados, por THC se refiere al tetrahidrocannabinol, el compuesto que provoca los efectos que hacen tan interesante esta droga a quienes la consumen. El THC apenas está presente en la marihuana en planta o fresca salvo en su forma más compleja llamada THCA, un ácido cannabinoide. Por medio de un proceso químico (descarboxilación), durante su secado, el THCA se convierte en THC al perder dióxido de carbono.

Tras la legalización, la concentración del principal principio activo en la marihuana se ha triplicado

La presencia de THC en flores y cogollos de marihuana es muy variable, pero rara vez supera el 10%. Sin embargo, tras el análisis de más de 600 muestras, los químicos de Charas Scientific calcularon que la potencia media de la maría legal de Colorado es de un 18,7%, aunque algunas muestras alcanzaron hasta un 31%, lo que la convierte en la mejor hierba del mundo.

En Colorado no solo es legal tener o fumar marihuana si eres mayor de 21 años. También se pueden vender concentrados de THC que se usan para pasteles, gominolas, infusiones y hasta, una vez envueltos, regalarlos. En este caso, la presencia de THC se eleva hasta un 65,8% de media, aunque encontraron muestras con una potencia casi del 99%. Este incremento en la potencia de la droga estaría, según LaFrate, que ha presentado sus resultados en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Química, en la hibridación de distintas variedades hasta conseguir plantas muy ricas en THCA.

Sin embargo, la liberalización de la marihuana está teniendo un efecto inesperado, al reducir la presencia de otros compuestos. Esta droga tiene decenas de cannabinoides. Además del THC, dos de ellos llevan décadas llamando la atención de los científicos y médicos. El cannabidiol o CBD, por ejemplo, se ha demostrado útil en el tratamiento del síndrome de Dravet, una extraña epilepsia. También se usa para mitigar los efectos secundarios de la quimioterapia y se investiga su utilidad para tratar la esquizofrenia o el Alzheimer.

Mientras, el cannabinol o CBN, responsable del efecto sedante de la marihuana, podría tener aplicaciones en el tratamiento de los trastornos del sueño. Algunos estudios han señalado su potencial antibacteriano y hay quien está investigando sus aplicaciones contra la osteoporosis.

Los niveles de otros cannabinoides de uso medicinal se han reducido hasta el 1% en los concentrados de 'maría'

"Hay una gran homogeneidad ya se trate de la medicinal o la comercial. Una planta puede tener las hojas verdes y otra púrpura y la cantidad total de cannabinoides puede cambiar. Pero la ratio de THC a CBD y otros cannabinoides no cambia", explica LaFrate. Sus análisis muestran que a más THC menos de los otros componentes. La cantidad de CBDA, el ácido del CBD, puede suponer hasta el 40% de la planta. Sin embargo, en las muestras analizadas, la presencia media de este compuesto es de apenas un 0,1%. En cuanto al CBN, la mayoría de las muestras no contenían nada.

A diferencia del tetrahidrocannabinol, el cannabidiol no tiene efectos psicoactivos y el cannabinol los tiene pero muy suaves. Solo en los concentrados, se podía encontrar porcentajes apenas superiores al 1% de estos dos compuestos. Este análisis mostraría que la legalización de la marihuana hace que esta sea de mayor calidad para su uso recreativo pero la debilita como medicina.

Más información