Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Inmunización

La alianza de vacunación logra fondos para salvar seis millones de vidas

Gavi consigue su objetivo de recaudar 6.625 millones de euros en la reunión de donantes en Berlín

Reino Unido y La Fundación Gates repiten como máximos contribuyentes

España no hará ninguna nueva aportación a lo que tenía comprometido

Un trabajador sanitario suministra la vacuna contra la polio a bebés en un hospital del estado indio de Tripura.
Un trabajador sanitario suministra la vacuna contra la polio a bebés en un hospital del estado indio de Tripura. Reuters

“Esta es una noticia histórica para los niños del mundo”. Con la voz temblorosa, claramente emocionado, el presidente de la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización (Gavi, por sus siglas en inglés), Dagfinn Høybråten, ha anunciado así este martes en Berlín, frente a decenas de mandatarios mundiales, que el organismo que representa ha conseguido su objetivo. Sus donantes —países, fundaciones y organizaciones internacionales— aportarán 6.625 millones de euros (7.539 millones de dólares) para los próximos cinco años. Con esos fondos, sumados a los 1.770 que ya tiene asegurados de compromisos de donaciones anteriores, Gavi planea vacunar a 300 millones de niños y salvar seis millones de vidas.

La organización había convocado a sus donantes en la capital alemana para recaudar esa cantidad y el objetivo se ha conseguido, arropado por un largo aplauso al final de la jornada. La cifra se alcanza, no obstante, sin contar con la contribución de España, que no añadirá ni un euro más a la cantidad que ya tenía comprometida para el período 2005-2020, lo que supone mantener la aportación de 9,5 millones al año hasta 2020, por un total de 47,5 millones. Gavi ya incluía esta partida española en su presupuesto inicial que, precisamente, pedía engordar (casi cuadruplicar) con nuevos fondos para lograr sus objetivos. “Mantenemos nuestra contribución a pesar de los recortes que España ha tenido que realizar en otras partidas”, ha subrayado el embajador español en Alemania, Pablo García-Berdoy Cerezo.

Reino Unido y la Fundación Bill y Melinda Gates repiten como máximos donantes con una aportación de 1.330 millones de euros y 1.370 millones de euros, respectivamente. El primero en arrancar la ovación del público con una cifra ha sido precisamente Bill Gates. “Alcanzar un mundo mejor no es fácil y no ocurre automáticamente. Hace falta compromiso internacional y financiación. Por eso, la Fundación Bill y Melinda Gates donará 1.500 millones de dólares [1.326 millones de euros] a Gavi para los próximos cinco años”, ha dicho solemne tras recordar la importancia de aumentar la cobertura de inmunización en los países en desarrollo. Un representante de la organización ha sumado a ese montante otros 50 millones de dólares en el transcurso de la conferencia, después de una pausa para la comida en la que se temía que no se alcanzaría la meta.

En su discurso, Gates ha subrayado su ya conocido interés por la investigación en nuevas tecnologías para el desarrollo, en este caso lograr que las vacunas lleguen a los que más las necesitan. “El reto es extender la cobertura, además de la introducción de nuevas vacunas”, ha considerado. El lugar de fabricación (preferiblemente en los países en desarrollo), el transporte a las áreas rurales y la conservación en frío de las vacunas son los puntos clave en los que hay que trabajar, según el empresario y filántropo. Así, se ha mostrado entusiasta al exponer algunos ejemplos de innovaciones en este sentido. “En Nigeria están usando un método de paneles solares para alimentar al sistema de refrigeración de las vacunas”, ha detallado.

Hace una semana, Melinda y yo, publicamos nuestra carta anual en la que expresábamos lo que creemos que pasará en los próximos 15 años. Una de las cuestiones que planteamos es continuar con los progresos que se están realizando en la reducción de la mortalidad infantil. En 1990, moría uno de cada diez niños menores de cinco años. Ahora, fallece uno de cada 20, y el desafío es que en 15 años esa proporción se reduzca a uno de cada 40. Y Gavi está haciendo algo en este sentido”, ha zanjado ese amante de los resultados medibles.

En la misma línea, la secretaria de Estado para la Cooperación británica, Justine Greening, ha afirmado en su intervención que “el problema es que desarrollan nuevas vacunas pero no llegan a los más pobres y vulnerables”. “Queda mucho por hacer porque todavía mueren 1,5 millones de niños menores de cinco años por enfermedades que se pueden prevenir mediante la inmunización”, ha añadido justo antes de anunciar la cantidad aportada (1.330 millones de euros) por Gran Bretaña.

La canciller alemana, Angela Merkel, quien ha ejercido de anfitriona en esta conferencia celebrada en Berlín, ha anunciado una dotación adicional de 600 millones de euros por parte de Alemania. “Hoy intentamos conseguir algo importante para 300 millones de niños. Estamos invirtiendo en futuro”, ha comentado. Y así, sobre el escenario se han sucedido los discursos de los grandes donantes añadiendo ceros a la cuenta de Gavi. Raj Shah, responsable de Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos ha anunciado una financiación de 1.000 millones de dólares para los siguientes cuatro años (885 millones de euros).

Todo ese dinero para inmunizar contra el sarampión, el virus del papiloma humano o la meningitis a los niños y niñas en los países más pobres. “Ayúdenme a escribir el futuro de Burkina Faso”, ha reclamado el doctor burkinés Sawadogo, al recordar la historia de un joven de su país, que hoy sufre discapacidad auditiva debido a la meningitis que padeció con tres años. “Pero gracias a la campaña de vacunación en 2010 contra esta enfermedad, desde entonces no hemos registrado nuevos casos”, ha subrayado.

La protesta de MSF

El 'flashmob' de Médicos Sin Fronteras este martes en Berlín.
El 'flashmob' de Médicos Sin Fronteras este martes en Berlín. AFP

Un grupo de voluntarios de Médicos Sin Fronteras se han disfrazados de líderes mundiales para jugar a la ‘Rueda de la Fortuna de las Farmacéuticas’. Es la protesta escenificada en Berlín por la ONG para denunciar el poder de la industria farmacéutica en un mercado vital como el de las vacunas.

En referencia a la cantidad recaudada por los donantes de Gavi, Jennifer Cohn, directora médica de la Campaña Acceso a medicamentos esenciales de MSF, ha declarado: “Más de un tercio de esta cantidad que se solicita a los estados donantes se destinan a una sola vacuna con un alto precio: la neumonócica”.

La neumonía mata aproximadamente a un millón de niños cada año y es la principal causa de mortalidad infantil. Por eso la ONG pide a los principales productores de la vacuna, GlaxoSmithKline y Pfizer, que reduzcan a la mitad su precio. “Si los gobiernos no ejercen presión sobre las empresas para conseguir mayores recortes en los precios de las vacunas, los países seguirán jugando a la Rueda de la Fortuna de las farmacéuticas; GSK y Pfizer seguirán siendo los grandes ganadores y los niños de todo el mundo los perdedores”, ha comentado Kate Elder, asesora de Políticas de Vacunas de la Campaña de Acceso de MSF.

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, también ha querido poner el foco en los rostros de quienes necesitan la ayuda recaudada y en lo logros que se realizan con esos fondos. “Estamos hablando de la gente y de su supervivencia. No podemos expresar lo agradecidos que estamos a Gavi por la esperanza que nos dan. Con su ayuda, Mali está siendo capaz de inmunizar a niños en zonas rurales y hemos subido del 15% la tasa de inmunización en 2001 al 70%. Las vacunas son muy importantes para el desarrollo de un país, pues la salud está ligada a la seguridad, la paz y la pujanza económica”, ha detallado.

Estos son solo algunos de los ejemplos de los avances registrados en los 73 países apoyados por Gavi desde su creación en 2000 y que, con esta reposición de fondos para la alianza, la organización pretende consolidar. Y espera que, de aquí a 2020, 22 países en desarrollo dejen de necesitar su ayuda para financiar sus programas de inmunización, al superar el umbral de los 1.400 euros (1.570 dólares) de renta per cápita. En esta ronda de donaciones, cuatro nuevos donantes, se han sumado con aportaciones económicas al reto de Gavi. Uno de ellos, China (con cinco millones de dólares), era hasta hace poco tiempo receptor de ayuda del organismo.

El objetivo último es elevar, en el próximo lustro, del 5% actual al 50% el porcentaje de niños que acceden a la inmunización contra los 11 antígenos recomendados por la OMS (difteria, tétanos, tos ferina, sarampión, rubeola, polio, tuberculosis, hepatitis B, Haemophilus influenzae (Hi), rotavirus y neumococo).

Más información