Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TUITOLOGÍA

Mil historias tras dos caras

El selfi viral de John Travolta a las tres de la mañana en un gimnasio de Los Ángeles ha provocado infinidad de comentarios e interpretaciones

El selfi de John Travolta y Justin Jones (derecha) en el gimnasio. Ampliar foto
El selfi de John Travolta y Justin Jones (derecha) en el gimnasio.

“Hola, soy John”

John Travolta estaba entrenándose en un gimnasio de Los Ángeles a las tres de la mañana de un martes cuando decidió dejar el ejercicio y acercarse a saludar a la única otra persona, un varón, que andaba allí a esas horas. La conversación famoso-hombre de a pie que siguió fue canónica en tanto que devino en un selfi, pero se saltó el guion en todo lo demás. La foto llegó a Reddit —el foro más popular de Internet— a las pocas horas y para la mañana del miércoles 14 de enero ya había mutado en una de las imágenes más visionadas y comentadas del mes. Primero porque en la imagen el actor, alopécico adicto al peluquín desde hace años, aparece con la cabeza descubierta. Pero el motivo clave tiene menos de visual que de contextual: es que John Travolta, que desde 1991 es marido de la también actriz Kelly Preston y, desde mucho antes, es protagonista de habladurías sobre su supuesta homosexualidad encubierta, se había acercado a saludar a un hombre desconocido en un gimnasio en el que estaban a solas a las tres de la mañana.

Si lo dice Internet...

Travolta, dos días después del comentado selfi. ampliar foto
Travolta, dos días después del comentado selfi.

Como esta historia acabó teniendo algo que ver con la vida sexual de un famoso, estaba condenada a convertirse en el final de Espartaco: de repente un montón de gente empezó a jurar que también a ellos se les había presentado John Travolta en un gimnasio a altas horas de la mañana y que sus intenciones eran evidentes. Ninguno de ellos aportó prueba alguna, con lo que creerles es un acto de fe y, por tanto, personal de cada uno. Y existen las dos versiones de los protagonistas de la imagen: el coprotagonista del selfi, un hombre llamado Justin Jones, le dijo al National Enquirer que Travolta disimuló poco. “Entendí lo que estaba pasando cuando estaba pasando”, dijo. Travolta, mientras, alegó en el programa Access Hollywood que si entrena de madrugada es porque está demasiado ocupado como para hacerlo en otro momento. Y recordó que, a sus 60 años, era un hombre de familia: “Mis hijos tienen 14 y 4 años. Debería ser abuelo pero soy padre. Y quieren que juegue con ellos como si fuera mucho más joven”.

Las caras

Hay tan poco que se pueda confirmar de esta historia que la premisa admite capas infinitas de paranoias. ¿Es de verdad un traspiés de Travolta, independientemente de sus intenciones y su sexualidad? ¿Lo ha provocado el actor para generar titulares ahora que su carrera remonta en televisión? ¿O estamos, una vez más, buscando demasiado sentido en un selfi?