Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama amnistía a los dos pavos de Acción de Gracias

'Mac' y 'Cheese' son las dos afortunadas aves que gracias al tradicional perdón presidencial no acabarán este jueves en el horno

Obama amnistía a los dos pavos de Acción de Gracias

Pese a que la primera nevada de la temporada en Washington ha deslucido la ceremonia, que se ha tenido que trasladar al interior de la Casa Blanca, este miércoles ha sido un día muy feliz para Mac y para Cheese. Los dos orondos pavos han sido los afortunados beneficiarios del tradicional perdón presidencial por Acción de Gracias que el presidente Barack Obama ha emitido, como manda la tradición, en vísperas de la fiesta nacional más familiar del país.

"Estoy aquí para anunciar la acción ejecutiva de la que más se va a hablar este mes. Voy a realizar la acción ejecutiva para la que tengo total autoridad legal, el mismo tipo de acción realizada por presidentes demócratas y republicanos antes, para salvar la vida de dos pavos, Mac y Cheese, de un destino terrible pero delicioso", bromeó Obama, en referencia a las críticas de la oposición por ordenar por decreto la semana pasada una regularización de millones de indocumentados.

"Sé que algunos llamarán a esto amnistía", continuó irónicamente el presidente mientras hacía el gesto de perdón sobre el nervioso pavo, ante la mirada de sus hijas, Sasha y Malia.

Obama ya es casi un profesional en este tipo de amnistías aviares. Al fin y al cabo, esta ha sido su sexta vez. Pero este año con una diferencia: ha sido su primer perdón presidencial del pavo como lame duck o “pato cojo”, la forma en que se conoce en Estados Unidos al presidente que inicia el recorrido final de su último mandato, y en el que tradicionalmente pierde poder e influencia. No en esta cita, una de las pocas en las que el mandatario sabe de antemano que puede dar una buena noticia, aunque solo beneficie a dos de los más de 45 millones de pavos que este jueves se cocinarán durante horas en los hornos de los hogares estadounidenses.

Entre la debacle para su Partido Demócrata en las elecciones legislativas de comienzos de mes, las crisis de Irak y Afganistán amenazando con repuntar, una oposición republicana en pie de guerra y los conflictos raciales de Ferguson, Obama tiene estos días poco que celebrar, como reconoció el propio mandatario.

"Lo disfruto porque, entre todas las cosas arduas que giran en torno a mi trabajo, es agradable de vez en cuando poder decir, simplemente, feliz Acción de Gracias", comentó. Pese a ello, cierto es que Obama le ha bajado significativamente el tono este año a la cita de Acción de Gracias. En 2012 y 2013, la Casa Blanca promovió una activa campaña en línea para que los ciudadanos votaran el pavo a perdonar (aunque los dos salvan la vida, solo uno es oficialmente amnistiado por el presidente). Pero en esta ocasión no se ha conocido hasta el último minuto el nombre de las afortunadas aves.

Claro que también puede que sea por el destino de Mac y de Cheese, nombrados en honor de uno de los platos más populares y calóricos de EE UU. Tras sus 15 minutos de fama en la Casa Blanca, los dos pavos son trasladados a Morven Park, un complejo histórico-turístico en Virginia. Allí deberían acabar sus días paseándose felices y bien alimentados por los jardines que cada año visitan unos 100.000 turistas.

Pero uno de sus predecesores no pudo disfrutar demasiado del perdón que recibió hace ahora un año. “Lamentablemente, Popcorn murió en julio, en uno de esos días realmente calurosos”, dijo al Washington Post una portavoz del recinto. Su compañero de amnistía, Caramel, sigue dándose sin embargo a la buena vida y podrá darle la bienvenida a Mac y a Cheese.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información