NEUROCIENCIA

Diseñado un cultivo celular que reproduce los síntomas del alzhéimer

El modelo facilitará el ensayo de fármacos para la enfermedad

Deterioro de distintas partes del cerebro causado por el alzhéimer.
Deterioro de distintas partes del cerebro causado por el alzhéimer.

Un cultivo celular que reproduce los síntomas del alzhéimer (acumulación de proteínas beta-amiloides y de ovillos de proteína tau) ha sido desarrollado por un equipo dirigido por investigadores de centros estadounidenses, liderados desde Harvard y el Instituto de Enfermedades Neurodegenerativas, ambos en Massachussets. El trabajo, que ha publicado Nature, permitirá investigar en tratamientos para la enfermedad fácilmente, al menos en las fases preclínicas.

El alzhéimer es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente. Solo en España se calcula que la sufren unas 800.000 personas. No tiene tratamiento ni cura. Pero tampoco tiene un modelo animal adecuado. Lo que más se acerca a la enfermedad en humanos es un tipo de ratón que una variante de alzhéimer, que no reproduce en su totalidad las dos características principales de los cerebros de los afectados. Esa es la utilidad del trabajo presentado ayer.

El proceso para conseguir una estructura similar a la de una porción de cerebro consiste en cultivar las células madre de las neuronas en un gel hasta que forman una red. La mayor parte del trabajo consiste en comprobar que estas células reproducen las características de las neuronas de los enfermos.

Más información
La química para entender y combatir el alzhéimer
Identificado un nuevo indicador de alzhéimer
Noticias sobre alzhéimer en EL PAÍS

Este avance se une a los más avanzados para permitir un diagnóstico precoz de la enfermedad u otro más avanzado por técnicas de imagen. Con ello se puede seguir el proceso y evaluar los logros. Trabajar con el cerebro es muy difícil, y hasta hace poco el diagnóstico de alzhéimer se daba por los efectos de la enfermedad en el individuo, y se confirmaba en la autopsia.

Además, los investigadores apuntan a otra posibilidad: poder estudiar si, como se cree, el proceso en las neuronas empieza por la acumulación de placas de beta-amiloides y éstas inducen la aparición de los ovillos tau. El conjunto de ambas anomalías interfiere en el funcionamiento del cerebro y causa los síntomas de la enfermedad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS