Campañas de Impacto

El reality es falso; los recortes en cooperación, no

Oxfam lanza una campaña para advertir de las consecuencias que la retirada de las ayudas tienen sobre los más vulnerables

El supuesto reality show 3 de 10, que durante las últimas semanas ha pedido en las redes sociales que el público descartase a siete beneficiarios de las ayudas de la cooperación española, es un montaje. Se trata del preludio de la campaña Sí me importa, impulsada por la organización humanitaria Oxfam Intermón para explicar de forma muy gráfica y directa las consecuencias que el tijeretazo del 70% al presupuesto en Cooperación Internacional tiene sobre las personas y comunidades más vulnerables. “Descartar personas es inhumano y perverso, pero es lo que está pasando con los recortes de la cooperación al desarrollo y es lo que hemos querido reflejar; que  fuera una llamada de atención a la deshumanización ante el dolor a través de un formato diferente que llegara a toda esa parte de la ciudadanía que desconoce cuál es el impacto de ese recorte acumulado del 70%”, explica Zinnia Quirós, responsable de la campaña.

Más información
El reality de la cooperación
“Apenas tenemos para vivir en el día a día”
“No nos dejes solos contra las grandes empresas”
Yoweri pide que no le descartes
"Si me descartas se perderá mucho de lo que hemos conseguido"

El concurso presentaba a diez personas de países diferentes y con circunstancias también distintas, como el chadiano Hissane, que contaba que apenas tienen para vivir en el día a día; o el ugandés Yoweri, que agradecía a la ayuda española el hecho de que sus hijos pudieran ir al colegio. Todos ellos han expuesto en vídeos difundidos en Internet las razones por las que no debían ser descartados, pero el eslogan del concurso era claro: solo tres de los diez candidatos seguirían recibiendo las ayudas y el resto perderían las mejoras que estas habían traído a sus vidas.

“Sólo en 2014 cerca de 3.000 personas se ahogaron en el Mediterráneo huyendo de la pobreza y los conflictos, al tiempo que cada día miles más tratan de llegar a una Europa en crisis. La cooperación debiera ser nuestra respuesta natural ante ese sufrimiento. Pero en España, frontera sur de Europa, se ha castigado esta política pública más que en ningún otro país”, señala Jaime Atienza, director de campañas de Oxfam Intermón.

La campaña simulada, que ha contado con la complicidad de personajes populares del cine y de medios de comunicación, se ha movido por las redes sociales como si de un nuevo concurso televisivo se tratara. Las caras conocidas que se han prestado a la causa han sido Marta Nebot, que ha actuado como presentadora, las periodistas Rosa Montero y Julia Otero, los actores Alex Gadea, Alberto Jiménez y Marta Larralde y el youtuber ElRubius. En apenas una semana, unos 60.000 ciudadanos ha visto los vídeos, los han compartido y se ha sumado al debate generado en las redes sociales. Además del falso reality, para impulsar esta campaña se utilizarán otras vías de comunicación alternativas como el cómic, el teatro, el arte contemporáneo o el cine.

La ayuda funciona

La ayuda al desarrollo funciona y sigue siendo necesaria. En las últimas dos décadas se ha conseguido que 700 millones de personas salieran de la pobreza extrema, que más de 2.100 millones tengan acceso a fuentes mejoradas de agua potable, reducir en un 41% la tasa de mortalidad de niños menores de cinco años o en un 47% la tasa de mortalidad materna en todo el mundo. Sin embargo, aún quedan grandes retos: 1.200 millones de personas siguen viviendo en la pobreza extrema; 2.500 millones no tienen acceso a saneamiento básico ni agua potable, una de cada ocho sufre malnutrición crónica, 57 millones de niños y niñas siguen sin poder escolarizarse y tres millones de niños recién nacidos mueren cada año por causas evitables.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS