Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Reforma fiscal y recortes

Mucho ruido y pocas nueces es la frase que parece acompañar a la acción estrella del PP para recuperar los votos perdidos tras las elecciones europeas del 25-M, tanto por el desgaste del poder, los errores propios, los efectos de la crisis y la desesperación de los españoles por la pérdida de su capacidad de compra, de gasto, de ahorro y los numerosos recortes sufridos. Más allá de los detalles concretos de qué colectivos son beneficiados, o perjudicados, por esta serie de medidas fiscales, o cómo se va a conjugar el menor ingreso fiscal previsto con el cumplimiento de los objetivos de déficit en 2015 y 2016, que exigen un ajuste superior a 25.000 millones de euros, parece claro que se ha buscado un eslogan para las próximas elecciones: “Hemos bajado los impuestos”. Quien seguirá soportando la mayor carga fiscal de este país será la “clase media” por la vía de la carga de las rentas del trabajo. España necesita una verdadera reforma fiscal que responda a un plan global, simplificando el sistema y poniendo el foco en reducir el fraude que, según técnicos de Hacienda, se incrementa en 15.000 millones de euros, cada año, en España.— Mario Martín Lucas.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.