Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera dama pone a correr a Obama y Biden

El presidente y su vicepresidente se suman a la campaña 'Lets Move', que promueve Michelle y graban un vídeo haciendo deporte

Quién mejor para promover la campaña que abandera Michelle Obama para luchar contra la obesidad que plaga Estados Unidos que el propio presidente y su número dos. La primera dama, siempre en forma y siempre dispuesta a ser noticia, decidió que la mejor forma de hacer llegar a los ciudadanos su programa Lets Move era poner a correr a Barack Obama y Joe Biden por y alrededor de la Casa Blanca, ante la mirada estupefacta –si se les pudiera ver los ojos tras el pelo que los cubre- de Bo y Sunny, los conocidos como Primeros Perros.

Sentado tras su escritorio del Despacho Oval, el presidente de Estados Unidos consulta su reloj. Segundos después hace su aparición en escena Joe Biden. ¿Señor presidente, está listo para correr?”, le pregunta Biden a Obama. “Totalmente, vamos allá”, responde con energía el mandatario.

Dicho y hecho. Ambos hombres inician una carrera, casi un trote, por algunas de las estancias de la residencia y el pórtico que rodea el Ala Oeste de la Casa Blanca. La delantera la lleva Obama, que corre atlético y desenfadado, consciente de la cámara que le sigue. Detrás va Biden, como manda el protocolo, con sus más de 70 años a sus espaldas y no tan buen estilo como el presidente.

El vídeo fue presentado en primicia en la noche del jueves en el casi recién estrenado programa de Jimmy Fallon, presentador mimado y adorado por la Casa Blanca, ya que la primera dama fue una de las invitadas de honor en su primera semana en antena tras la marcha de Jay Leno.

De vuelta en la Casa Blanca, finalizado el trote de altura, en traje y corbata, presidente y vicepresidente siguen con los buenos consejos. “Nada mejor que un vaso de agua tras hacer ejercicio”, le dice Obama a Biden siguiendo el detallado guión, en el que no falta la referencia a las esposas ni la consabida broma matrimonial: “No queremos tener problemas con Jill y Michelle”.

“Por favor, dile a Michelle que he cumplido”, le pide Biden a Obama.

“¿A la misma hora la semana que viene?”, le pregunta para finalizar el mandatario a su vicepresidente.