Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal rectifica y dice que Pistorius iba sin prótesis al disparar a su novia

El fiscal cambia su versión, lo que supone un espaldarazo a la postura de la defensa de que no fue un asesinato premeditado

Pistorius, en febrero de 2013 durante la vista judicial.
Pistorius, en febrero de 2013 durante la vista judicial.

Nuevas revelaciones en el caso de Oscar Pistorius a 10 días de que se inicie el juicio por el asesinato de su novia. El fiscal cree que “lo más probable” es que el paralímpico estuviera sobre sus muñones, y sin sus prótesis, cuando disparó contra la puerta del lavabo en el que estaba Reeva Steenkamp, según ha revelado la cadena de televisión por cable eNCA en exclusiva. Esto es una rectificación en toda regla de la tesis que sirvió para armar la acusación de que el paralímpico sudafricano tuvo la sangre fría de ponerse las prótesis de titanio para acabar con la vida de la chica.

Las nuevas revelaciones constan en un informe que el Ministerio Público basará las acusaciones el en el juicio contra Pistorius, que empezará en Pretoria el próximo 3 de marzo. Sin embargo, a pesar de que la ausencia de prótesis supone un respaldarazo a la versión de la defensa, la fiscalía insiste en que fue un asesinato premeditado y que lo demostrará con el testimonio de amigos próximos a la pareja.

Siempre según las fuentes de eNCA, la fiscalía tiene otras evidencias que aguantan su acusación. En este sentido, Pistorius no habría alertado al personal de seguridad del complejo residencial donde la madrugada del 14 de febrero de 2013 mató, según él por accidente, a su novia, a la que supuestamente disparó tras haberla confundido con un intruso. Pero además cuando un guarda contactó con su apartamento tras oír los cuatro disparos, el velocista le respondió que todo estaba en orden.

Sin embargo, lejos de la velada tranquila y llena de amor que relató Pistorius en su declaración de hace un año, la fiscalía sostiene que la pareja discutió violentamente hasta el punto que un vecino que vive a 98 metros del apartamento oyó a una mujer chillar poco antes de los disparos.

Ante el juez, el atleta explicó que se despertó al oír ruidos provenientes del interior del lavabo donde murió la chica y que disparó creyendo que ella dormía en la cama. Lo que a día de hoy parece un misterio para el Ministerio Público es el motivo de la discusión conyugal y qué desencadenó que Pistorius cogiera el arma.

Hay más cambios en este año de investigaciones. Según los análisis de balística, la joven no estaba sentada en la taza del váter, tal y como se publicó, sino que se encontraba de pie y mirando a la puerta cuando recibió los disparos mortales. Acorde con estos mismos informes, Pistorius empuñó el arma a tan solo 60 centímetros de distancia del cuarto de baño y no a 1,5 metros, como el mismo fiscal había sostenido en febrero de 2013.

Pistorius está en libertad bajo fianza de 80.000 euros y ha pasado este año fuera de los focos mediáticos y solo se lo ha visto practicando kayak con unos amigos y entrenando en una pista de atletismo de Pretoria. En el juicio, que ahora se negocia si será televisado en directo, Pistorius se enfrenta a una pena de cadena perpetua si finalmente se le condena por asesinato premeditado. Fuera de los tribunales, el atleta tiene otra batalla legal con los padres de Steenkamp para llegar a un acuerdo en la indemnización y que de momento no hay constancia de que haya llegado a buen puerto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >