Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Educación bilingüe

El Tribunal Supremo ha recordado al Gobierno catalán lo obvio: que su modelo de escuela monolingüe con una sola lengua oficial, el catalán, como única lengua vehicular de enseñanza no es acorde con la ley. Porque lo legal es que en una sociedad bilingüe la escuela lo sea también. Por tanto, las dos lenguas oficiales sean vehiculares y no solo una. ¿Por qué la consejera de Educación se niega a cumplir algo tan sensato? ¿Acaso nuestros hijos sufrirían un terrible daño psicológico y pedagógico si pudiesen aprender de forma equilibrada en nuestras dos lenguas? Me parece que ya es hora de cambiar el empobrecedor monolingüismo de la enseñanza en Cataluña por un modelo más abierto al mundo y enriquecedor; bilingüe o trilingüe.— Teresa Lozano.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.