Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recetas con los justo

Cuatro platos para evitar el derroche.

  • Crema de verduras con quesitos y migas con jamón Ingredientes: Zanahoria, calabacín, patata, cebolla, espinacas (o las verduras que haya), quesitos, ajo, restos de jamón o embutido, pan duro, aceite, sal y pimienta. Preparación. 1. En una cazuela, rehogar las verduras menos la piel del calabacín (que ha de estar pelada y reservada) y las espinacas. Una vez rehogadas, se cubren las verduras con agua y se cuecen hasta que las más duras estén hechas. 2. A continuación, añadir la piel del calabacín y las espinacas, retirar del fuego y triturar, no sin antes añadir un par de quesitos.3. Mientras tanto, cortar y remojar el pan y acer unas migas rápidas, laminar un ajo, dorar y añadir el pan, que se ha de freír hasta dorarse. Este es el momento para añadir el resto de embutidos. 4. Colocar la crema en un bol y encima las minimigas con jamón. prevenir y conservar La judía verde aguanta más envuelta en papel de periódico; las zanahorias, en bolsas de plástico, y las patatas en la nevera triplican su tiempo de conservación. Otra forma de mantener las verduras es lavarlas y dejarlas cortadas para luego guardarlas en el congelador en bolsas.
    1Crema de verduras con quesitos y migas con jamón Ingredientes: Zanahoria, calabacín, patata, cebolla, espinacas (o las verduras que haya), quesitos, ajo, restos de jamón o embutido, pan duro, aceite, sal y pimienta. Preparación. 1. En una cazuela, rehogar las verduras menos la piel del calabacín (que ha de estar pelada y reservada) y las espinacas. Una vez rehogadas, se cubren las verduras con agua y se cuecen hasta que las más duras estén hechas. 2. A continuación, añadir la piel del calabacín y las espinacas, retirar del fuego y triturar, no sin antes añadir un par de quesitos.3. Mientras tanto, cortar y remojar el pan y acer unas migas rápidas, laminar un ajo, dorar y añadir el pan, que se ha de freír hasta dorarse. Este es el momento para añadir el resto de embutidos. 4. Colocar la crema en un bol y encima las minimigas con jamón. prevenir y conservar La judía verde aguanta más envuelta en papel de periódico; las zanahorias, en bolsas de plástico, y las patatas en la nevera triplican su tiempo de conservación. Otra forma de mantener las verduras es lavarlas y dejarlas cortadas para luego guardarlas en el congelador en bolsas.
  • ‘Mousse’ de yogur con frutas. Ingredientes: Un huevo, 50 gramos de azúcar, dos yogures. Preparación: 1. En un bol un poco grande, romper el huevo, añadir el azúcar y batir con unas varillas hasta triplicar el volumen. 2. Después, con una espátula, añadir los yogures, removiendo de arriba abajo para que la masa se mantenga esponjosa. 3. Una vez bien mezclado, repartir la masa en raciones y poner a congelar. 4. Para servir, sacar del congelador unos 10 minutos antes y decorar con cuatro frutas sobrantes cortadas. También se pueden añadir desde frutos secos hasta una galleta rallada, y a comer. Conservación total: Si la fruta está muy estropeada, se puede cortar y saltear con un poco de caramelo y mantequilla. Un yogur caducado no siempre es un yogur que tenga que ir a la basura, se recomienda abrir y probarlo, ya que en la mayor parte de las ocasiones será aprovechable para la receta.
    2‘Mousse’ de yogur con frutas. Ingredientes: Un huevo, 50 gramos de azúcar, dos yogures. Preparación: 1. En un bol un poco grande, romper el huevo, añadir el azúcar y batir con unas varillas hasta triplicar el volumen. 2. Después, con una espátula, añadir los yogures, removiendo de arriba abajo para que la masa se mantenga esponjosa. 3. Una vez bien mezclado, repartir la masa en raciones y poner a congelar. 4. Para servir, sacar del congelador unos 10 minutos antes y decorar con cuatro frutas sobrantes cortadas. También se pueden añadir desde frutos secos hasta una galleta rallada, y a comer. Conservación total: Si la fruta está muy estropeada, se puede cortar y saltear con un poco de caramelo y mantequilla. Un yogur caducado no siempre es un yogur que tenga que ir a la basura, se recomienda abrir y probarlo, ya que en la mayor parte de las ocasiones será aprovechable para la receta.
  • Pastel de pan de molde. Ingredientes: Media lata de atún, media lata de aceitunas, un cuarto de lata de maíz, salsa de tomate, salsa rosa (mahonesa, kétchup, Perrins), pan de molde, huevo cocido. Preparación: 1. En una cazuela, preparar un picadillo con el atún, las aceitunas, el maíz y un poco de huevo cocido. 2. A este picadillo, añadirle poco de mahonesa. 3. A continuación, en un molde, que puede ser cualquier pequeño recipiente de plástico, disponer una rebanada de pan, pintar con tomate y añadir una capa del picadillo; así sucesivamente hasta la tercera rebanada de pan. 4. Tapar y dejar en la nevera unas horas, desmoldar y con la ayuda de una espátula forrar el pastel de una capa homogénea de salsa rosa. 5. Decorar según existencias: desde más huevo o verduras ralladas hasta distintos tipos de ensalada. Para otro menú: Si no se gasta el contenido entero de una lata, se puede guardar en un recipiente de vidrio o plástico con tapa. El pan duro se puede triturar o rallar y usar luego en rebozados. Hay muchas recetas que permiten aprovechar pan del día anterior: torrijas, migas, sopa de tomate y pan, gazpacho, pudin...
    3Pastel de pan de molde. Ingredientes: Media lata de atún, media lata de aceitunas, un cuarto de lata de maíz, salsa de tomate, salsa rosa (mahonesa, kétchup, Perrins), pan de molde, huevo cocido. Preparación: 1. En una cazuela, preparar un picadillo con el atún, las aceitunas, el maíz y un poco de huevo cocido. 2. A este picadillo, añadirle poco de mahonesa. 3. A continuación, en un molde, que puede ser cualquier pequeño recipiente de plástico, disponer una rebanada de pan, pintar con tomate y añadir una capa del picadillo; así sucesivamente hasta la tercera rebanada de pan. 4. Tapar y dejar en la nevera unas horas, desmoldar y con la ayuda de una espátula forrar el pastel de una capa homogénea de salsa rosa. 5. Decorar según existencias: desde más huevo o verduras ralladas hasta distintos tipos de ensalada. Para otro menú: Si no se gasta el contenido entero de una lata, se puede guardar en un recipiente de vidrio o plástico con tapa. El pan duro se puede triturar o rallar y usar luego en rebozados. Hay muchas recetas que permiten aprovechar pan del día anterior: torrijas, migas, sopa de tomate y pan, gazpacho, pudin...
  • ‘Risotto’ de fráncfort y queso azul. Ingredientes: Cebolla, arroz, salchichas de Fráncfort, queso azul, mantequilla o margarina, media pastilla de caldo deshidratado. Preparación: 1. En una cazuela, freír las salchichas de Fráncfort cortadas, hasta que estén bien doradas y reservar, añadir la cebolla picada y rehogar hasta que coja un poco de color y volver a añadir las salchichas y el arroz. 2. Remover la mezcla un minuto e ir añadiendo el caldo poco a poco hasta que esté el arroz en el punto que guste. 3. Añadir el queso azul y una nuez de mantequilla y emplatar. 4. Para conservar mejor los quesos, poner una película de papel transparente solo por la parte tierna del queso, dejando la piel descubierta para que transpire. Todoterreno: El arroz es uno de los grandes recursos de la gastronomía, ya que puede hacer el servicio de escoba de nevera. Con él se pueden mezclar desde vegetales y restos de legumbres hasta carne y pescado. Incluso es posible aprovechar el sofrito de otros guisos, que darán más sabor a este polifacético cereal.
    4‘Risotto’ de fráncfort y queso azul. Ingredientes: Cebolla, arroz, salchichas de Fráncfort, queso azul, mantequilla o margarina, media pastilla de caldo deshidratado. Preparación: 1. En una cazuela, freír las salchichas de Fráncfort cortadas, hasta que estén bien doradas y reservar, añadir la cebolla picada y rehogar hasta que coja un poco de color y volver a añadir las salchichas y el arroz. 2. Remover la mezcla un minuto e ir añadiendo el caldo poco a poco hasta que esté el arroz en el punto que guste. 3. Añadir el queso azul y una nuez de mantequilla y emplatar. 4. Para conservar mejor los quesos, poner una película de papel transparente solo por la parte tierna del queso, dejando la piel descubierta para que transpire. Todoterreno: El arroz es uno de los grandes recursos de la gastronomía, ya que puede hacer el servicio de escoba de nevera. Con él se pueden mezclar desde vegetales y restos de legumbres hasta carne y pescado. Incluso es posible aprovechar el sofrito de otros guisos, que darán más sabor a este polifacético cereal.