Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Tasa para el cine catalán

El Gobierno catalán se ha convertido en líder —casi a nivel mundial— en impuestos y no se muestra nada dispuesto a ceder tal pódium. No solo sube al máximo los tipos y las tasas existentes, sino que crea nuevos e ingeniosos impuestos en una muestra de elevada creatividad que ya podrían dedicar a otros fines más agradables. Si no teníamos suficiente con el impuesto a las bebidas azucaradas, ahora su última ocurrencia ha sido aplicar una tasa a las líneas de Internet y ADSL que tenemos los catalanes en nuestros domicilios y cuya recaudación iría a parar al cine en catalán. Ya sabemos que para CiU que un niño pueda ver la última peli de Harry Potter en catalán es un derecho inalienable mientras la educación en lengua materna, defendida por la Unesco, Unicef y la ONU, es algo menospreciable.

Propongo a nuestros insignes políticos que la recaudación que plantean con esta nueva tasa se intente conseguir también reduciendo un 10% los sueldos de todos los altos cargos catalanes que, en muchos casos, cobran más de 100.000 euros anuales. Así nos demostrarían en su propia piel ese elevado patriotismo lingüístico que nos imponen a los demás.— Pilar González Gutiérrez.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.